Llega a México el estudiante zacatecano que había sido detenido en Nicaragua

jueves, 16 de junio de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El estudiante zacatecano Jobany Torres Becerra, detenido el pasado miércoles 1 en el aeropuerto de Managua, Nicaragua, llegó este jueves a México. En un comunicado, la Secretaría de Relaciones Exteriores informó que gracias a la acción coordinada de la Cancillería y la Embajada de México en Nicaragua, el estudiante de Ciencias de la Tierra en la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) arribó esta tarde al Aeropuerto Internacional Benito Juárez de la capital. “El señor Torres Becerra fue acompañado para su retorno a nuestro país por una funcionaria consular de la Embajada de México y recibido a su llegada por un funcionario de la Dirección General de Protección a Mexicanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores”, precisó. Y detalló que el estudiante abordará un vuelo a la ciudad de Zacatecas, donde será recibido por sus familiares y funcionarios del gobierno de ese estado. Torres Becerra fue detenido el 1 de junio en Managua cuando se disponía a regresar a México. Horas antes el estudiante informó a sus familiares en Zacatecas, vía telefónica, que su vida corría peligro porque lo perseguían –no aclaró quién– para matarlo o secuestrarlo. El 30 de mayo Jobany Torres habría salido de la población Bonanza sin informar a nadie, por lo la compañía colombiana Minera Hemco, donde realizaba prácticas profesionales, lo declaró desaparecido. La denuncia provocó una movilización policiaca y militar. El estudiante apareció en el aeropuerto de Managua, y cuando intentó abordar un avión hacia México fue detenido. En entrevista con NTR Medios de Comunicación, Guadalupe Robles Rodríguez y Juan Carlos Torres Becerra, esposa y hermano de Jobany Torres Becerra, confirmaron que el estudiante, enjuiciado por el gobierno nicaragüense por simulación de delito, fue liberado ayer. Destacaron que Torres Becerra tuvo que cubrir una multa de 100 salarios mínimos de moneda nicaragüense (córdoba), equivalente a 7 mil 600 pesos mexicanos, que fueron pagados por el cónsul mexicano en Nicaragua. Juan Torres señaló que su hermano “se encuentra tranquilo porque se pudo resolver el caso de manera pronta, y también está feliz porque ya va a regresar con nosotros”. Asimismo, informó que el hecho de que que Jobany se declarara culpable fue una estrategia jurídica para agilizar los trámites, planteada por el abogado y el cónsul –que llevaron su juicio–, para que se aceleraran los trámites de repatriación. El estudiante de minería fue presentado el lunes 13 en el juzgado quinto local penal de Managua, donde compareció frente al juez Walter William, ante quien el imputado –quien llevaba los ojos rojos por puñetazos que él mismo se infligió, según la autoridad– admitió la culpa de haber simulado el delito de desaparición, informó ese día el diario La Prensa de Nicaragua. Según el rotativo, en esa audiencia previa la fiscal Giselle Borge acusó a Torres Becerra de aparentar su desaparición y de que había sido víctima de la delincuencia en nuestro país, con lo que desprestigió la labor que realiza el gobierno de reconciliación y de mantener la seguridad nacional. Por ello, el juez Walter William dictó prisión preventiva al joven por los cargos de simulación del delito.

Comentarios