Fiscalía de Jalisco se deslinda de Sergio Adame, acusado de lavado de millones de dólares en EU

sábado, 18 de junio de 2016
GUADALAJARA, Jal. (proceso.com.mx).- El gobierno de Jalisco se deslindó de Sergio Guadalupe Adame Ochoa, un exfuncionario que trabajó en la administración del gobernador Jorge Aristóteles Sandoval, y excolaborador del exmandatario panista, Emilio González Márquez. Adame fue detenido en San Antonio, Texas, Estados Unidos, por lavado de más de 30 millones de dólares y capturado, junto con otras 14 personas de origen mexicano, acusadas de operar con recursos de procedencia ilícita y por tráfico de drogas. El exfuncioanrio llegó a ocupar uno de los puestos de mayor importancia en el resguardo de la seguridad de Jalisco. Al inicio de la gestión del mandatario priista Jorge Aristóteles Sandoval, fungió como comisionado de Inteligencia y Comunicaciones, cuando Luis Carlos Nájera Gutiérrez de Velasco era el responsable de la Fiscalía General. Adame Ochoa ingresó al gobierno estatal el 16 de noviembre de 2012, en la administración de Emilio González, trabajó en el despacho del gobernador como coordinador de Proyectos Especiales, después laboró al interior de la Fiscalía General, hasta el pasado 16 de julio del 2015. Su salida de la administración ocurrió 10 diez después de que su jefe, Luis Carlos Nájera, había dejado el cargo de fiscal y justo cuando se desataba el escándalo al darse a conocer detalles de las presuntas ligas del Nájera con la delincuencia organizada (el año pasado). El 6 de julio (2015), Luis Carlos Nájera fue obligado a salir de fiscalía en un hecho ocurrió dos meses después de iniciada la Operación Jalisco, misma que arrancó el 1 mayo, con un intento fallido de detener al líder del Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), Nemesio Oseguera Cervantes, alias El Mencho. En el primer día de actividades de esa operación los resultados fueron desastrosos para las Fuerzas Federales. En esa fecha los sicarios del CJNG lograron derribar un helicóptero de las Fuerzas Armadas y provocaron la muerte de 9 militares, en el municipio de Villa Purificación. Las huestes de El Mencho provocaron –en esa fecha- cerca de 40 bloqueos carreteros y decenas de ataques a diversos negocios, en una acción que afectó los estados de Jalisco, Colima, Michoacán y Guanajuato. Apenas unas semanas después de la separación del cargo de Luis Carlos Nájera (en julio de 2015), varios medios de circulación nacional dejaron correr la versión de que Nájera y Emilio González Márquez, habían protegido al Cártel de Jalisco Nueva Generación, durante su administración. Varios diarios hicieron alusión a un supuesto expediente de la Procuraduría General de la República (PGR), en el que se establecían algunas líneas de investigación sobre la supuesta protección que Nájera y González Márquez brindaban al CJNG y a su líder El Mencho. Se mencionaba que el 27 de agosto de 2012, Fuerzas Federales habían logrado la captura de El Mencho, en el municipio de Zapopan, pero se aclaraba que por gestiones de autoridades estatales, Nemesio Oseguera había quedado libre. En su edición del 10 de julio y en alusión a ese hecho, el diario El Informador publicó: “Fuentes de inteligencia militar confirmaron a este diario que el incidente ocurrió de esta forma y que se dejó en libertad al narcotraficante”. Posteriormente Luis Carlos Nájera, rechazó haber gestionado la libertad del Mencho, lo mismo hizo el exgobernador. Emilio González Márquez mandó un escueto comunicado a los medios de comunicación para desmarcarse: “Nunca he tenido comunicación, por ningún medio, con personas que son buscadas por alguna autoridad y nunca, bajo ninguna circunstancia, he realizado gestión alguna para beneficiar a infractores de la ley”. Luis Carlos Nájera sólo argumentó: “Nunca me involucré con algún grupo del crimen organizado”. Lo cierto en que las declaraciones hechas por esos dos políticos no lograron desvanecer las dudas sobre su presunta relación con el CJNG. En descargo de quienes ahora encabezan la Fiscalía General, y en el afán de deslindarse de cualquier señalamiento, la institución a través de un comunicado aclaró que a la llegada del nuevo fiscal, Eduardo Almaguer se comprobó que: “Sergio Guadalupe Adame Ochoa no había aprobado sus exámenes de control y confianza”, según el comunicado oficial. Hace cerca de un año, Jorge Aristóteles nombró a Eduardo Almaguer Ramírez, fiscal y el primer encargo fue revisar los exámenes de confianza de los funcionarios de primer nivel: “El fiscal (Eduardo Almaguer) recibió la instrucción de revisar todos los expedientes de aquellos servidores públicos que no hubieran acreditado sus exámenes de control y confianza, (para) proceder a separarlos, supuesto en el que se encontraba --en ese momento-- Sergio Guadalupe Adame Ochoa, y acción a la que procedió… el día 16 de julio (2015)”.

Comentarios