Exalcaldesa de Chenalhó busca amparo; alega que renuncia fue por "violencia psicológica"

jueves, 2 de junio de 2016
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., (apro).- La depuesta presidenta municipal de Chenalhó, Rosa Pérez Pérez, interpuso un recurso de amparo ante el Poder Judicial de la Federación (PJF) contra el decreto mediante el cual el Congreso del estado ordenó su destitución y nombró como alcalde sustituto a Miguel Santis Álvarez. El recurso fue interpuesto ante el Juzgado quinto de distrito de Amparos y Procesos Penales Federales, correspondiente al vigésimo circuito con sede en el estado de Chiapas, principalmente por vicios del procedimiento legislativo llevado a cabo “en virtud que su renuncia o licencia definitiva fue resultado de violencia psicológica, presión y coacción”. Rosa Pérez Pérez pidió licencia indefinida a su cargo luego de que el presidente de la mesa directiva del Congreso local, Eduardo Ramírez Aguilar, y el coordinador de la bancada del Partido Verde, Carlos Penagos, fueron secuestrados por pobladores de Chenalhó el pasado 25 de mayo. El recurso de amparo argumenta que en la dimisión de la alcaldesa se incurrió en una serie de violaciones constitucionales. La expresidenta municipal solicitó también ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), la emisión de medidas cautelares y precautorias para la protección de su persona y la de todos los habitantes de Chenalhó, por posibles acciones de violencia política por razones de género. La Red de Paridad Efectiva (Repare), conformada por un grupo de mujeres que defienden a mujeres que participan en la política, señalaron que han seguido de cerca la crisis política en el municipio de Chenalhó y que en varias ocasiones conversaron con Rosa Pérez y ella afirmó que ejercería su derecho a gobernar. Rosa Pérez fue la primera mujer en gobernar Chenalhó, y la primera gobernante de un partido que no era el Revolucionario Institucional. “Muchos factores contribuyeron a la caída de Rosa Pérez. La pugna por el poder, los intereses económicos y, posiblemente el rechazo a que una mujer gobernara el municipio, aunque vale aclarar que por el sistema de usos y costumbres, ella contó con el apoyo a su candidatura. “Contrario a lo que se ha difundido en medios de comunicación y redes sociales, Rosa no sustituyó a ningún candidato tras la sentencia sobre paridad de género del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación”, dijo Repare. Recordó que en algún momento Rosa Pérez Pérez denunció extorsiones por parte de funcionarios del gobierno estatal, levantó la voz y dijo que era víctima de violencia política por razones de género. La situación en Chenalhó, abundó Repare, se salió de control. Las presiones rebasaron al gobierno del estado, al grado que dos congresistas fueron secuestrados y usados como moneda de cambio para exigir la renuncia de la presidenta municipal. “Ceder a los chantajes, a las presiones, a la violencia, no es un buen mensaje para la democracia y la legalidad en México. Canjear a la presidenta municipal por los diputados retenidos trae a la memoria episodios oscuros de la historia de nuestro país. Vamos peligrosamente en un lamentable retroceso. Siempre debemos apostar al diálogo, a la mediación, a la reconciliación. La democracia en México hoy está de luto”, concluyó Repare.

Comentarios