Diarios de Campeche acusan a juez de servir a intereses ajenos

martes, 21 de junio de 2016
CAMPECHE, Camp. (apro).- El corporativo Multimedios Campeche, que edita los diarios El Expreso y La Opinión, acusó al juez Luis Enrique Lanz Gutiérrez de Velasco de servir a intereses ajenos a la justicia. Lo anterior, porque la sentencia que dictó para que se indemnice con 6 millones de pesos a la exlideresa estatal de la Confederación Nacional Campesina (CNC), Sonia Cuevas Kantún, sienta “un precedente peligroso para el estado”, subrayó la empresa. Desde hace varios días, ambos medios –propiedad de Alejandro Castillo Illescas, yerno del exsecretario de Obras Públicas Jorge Luis González Curi– iniciaron una campaña con mensajes cifrados para denunciar que “altos funcionarios” intentaban acallarlos. Hoy dieron a conocer que el juez Lanz Gutiérrez de Velasco, primo del comisionado estatal de Seguridad, Manuel Lanz Novelo (ambos sobrinos del exmagistrado de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, José Trinidad Lanz Cárdenas), sentenció a La Opinión –de circulación gratuita– a pagar una indemnización de 6 millones de pesos a Cuevas Kantún por daño moral. La también exalcaldesa de Calkiní, a quien políticamente se vincula con el Núcleo Comunicación del Sureste de la familia Arceo, que edita los diarios Tribuna y Crónica de Campeche, competencia de Expreso, denunció a La Opinión por el manejo noticioso que dio al homicidio de la joven Florencia Azalea Cabrera May. La chica fue asesinada el 20 de noviembre de 2012 por su novio Edward Alejandro Cuevas Santini, sobrino de Cuevas Kantún, quien arrojó el cadáver al fondo de un pozo localizado en un predio propiedad de su tía. El joven se confesó culpable y fue sentenciado por el homicidio. Cuevas Kantún, suplente del senador Raúl Pozos Lanz, acusó de daño moral a La Opinión por haber difundido entrevistas de los familiares de la víctima, en las que la acusaban de pretender encubrir a su sobrino valiéndose de sus influencias políticas. El medio, por su parte, acusó al juez de haber desechado sus pruebas y consideró sospechoso que sólo procediera en contra de La Opinión, por lo que calificó la sentencia como “injusta, excesiva y contraria a derecho”. “¿Qué intereses estará protegiendo el juez Luis Enrique Lanz Gutiérrez de Velasco”, cuestionó el diario, y dejó a la consideración de sus “miles de lectores juzgar la actuación de un juez cuyos argumentos legales para justificar el fallo en contra de los directivos, editores y coeditores representa un precedente peligroso para todos los medios de comunicación” en el estado.

Comentarios