Piden empresarios declarar zona de desastre económico en Oaxaca

martes, 21 de junio de 2016
OAXACA, Oax. (apro).- Pese a los 11 muertos que dejó el desalojo violento de la Policía Federal y Estatal en Nochixtlán, la iniciativa privada aplaudió la actuación de los gobiernos de Gabino Cué y Enrique Peña Nieto, no sin antes pedir que Oaxaca sea declarada zona de “desastre económico”. Mientras, en Nochixtlán se realizó el sepelio de Jesús Cadena Sánchez, de 19 años, y de Óscar Luna Aguilar, de 23 años, quienes murieron durante la refriega que realizaron unos 800 policías federales y estatales para retirar el bloqueo en la carretera Oaxaca-México. Y en la capital, también fue sepultado el joven Jovan Azarael Galán Mendoza, de 18 años, quien murió en el enfrentamiento que se generó durante el arribo de la Policía Federal (PF) a la agencia municipal Trinidad de Viguera. En tanto, el gabinete de Gabino Cué sufrió otro revés al renunciar el secretario del Trabajo, Daniel Gutiérrez Gutiérrez, por los hechos violentos registrados el pasado domingo 19 de junio. El ahora exfuncionario se sumó al extitular de Asunto Indígenas, Adelfo Regino Montes. Por su parte, la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca (UABJO) cumplió dos días de suspensión de clases para realizar el acopio de víveres para maestros y familias de Nochixtlán. Alrededor de las 11 horas, padres de familia y habitantes de San Sebastián Tutla que se manifestaban en inmediaciones del monumento a Juárez, realizaron una marcha a ciudad administrativa, donde despacha el gobernador para solidarizarse con el magisterio. Y aunque en la Secretaría de Gobernación se confirmó la apertura de una mesa de diálogo con integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) este miércoles en la capital del país, en Oaxaca hoy arribó otro avión con fuerzas federales. En la capital también se reportó que en la madrugada de hoy fue saqueada una tienda Elekra y la Macro Plaza cerró sus espacios comerciales ante el rumor de que iban a saquear. Aplauden actuación del gobierno Al mediodía, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac)-Delegación Oaxaca, Onésimo Isau Bravo Hernández, reconoció la actuación del gobierno del estado y el gobierno federal para liberar las vías de comunicación que impedían la entrada y el suministro de insumos a la entidad oaxaqueña. En víspera de las fiestas de los Lunes del Cerro o Guelaguetza, Onésimo Bravo afirmó que la presencia del magisterio que mantiene sitiado desde hace 37 días el Centro Histórico “es preocupante y daña la imagen de Oaxaca”. Agregó: “Tenemos la fiesta de la Guelaguetza enfrente y esto es muy preocupante porque es una imagen muy negativa que se está dando no sólo al interior del estado de Oaxaca, sino a nivel nacional e internacional y eso afecta mucho al sector turismo”, añadió. Por ello que realizó un llamado al magisterio a deponer cualquier actitud violenta que vulnere el estado de derecho y conducir sus demandas por la vía legal. En entrevista, el presidente de la Canirac en Oaxaca manifestó el respaldo del sector empresarial al gobierno estatal y la federación, para llevar a cabo las acciones pertinentes que permitan restablecer la paz y el orden en la entidad oaxaqueña. “El sector empresarial mantiene la misma postura: una clara exigencia de la liberación de la totalidad de las vías de comunicación que conectan con la entidad oaxaqueña, ya que estamos en una situación complicada y es fundamental para que la economía de Oaxaca mantenga sus flujos comerciales”, afirmó. Onésimo Bravo hizo un llamado a los gobiernos estatal y federal para que abran las vías de comunicación que aún no han sido liberadas, ya que –dijo– la ciudad capital y las regiones de Oaxaca están en desabasto de materia prima. Además, manifestó el respaldo a la presencia de los elementos de la Policía Federal en la entidad hasta que se restablezca el orden. Dijo que únicamente con la coordinación de esfuerzos de los tres niveles del estado se podrá cumplir con ese propósito. “Exijamos que se cumpla el Estado de Derecho y no permitamos que la violencia se desborde en Oaxaca. La violencia a nadie beneficia y todos vamos a salir perjudicados”, puntualizó. Retienen a periodistas Mientras que observadores de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) documentaba los casos de violencia en Nochixtlán, se realizó la “retención de tres integrantes de TV Azteca de México”. Los pobladores de Asunción Nochixtlán retuvieron al reportero Lemic Madrid, al fotógrafo Fernando Albarrán y al editor Pedro Enrique Cortés, para obligar a los directivos de noticieros nacionales a transmitir información “real” de lo que pasó este domingo 19 de junio. De igual forma, a varios periodistas de medios locales les impidieron el acceso a la población con el argumento de que “tergiversan” la información. Sólo permitieron la entrada a la prensa nacional e internacional. (Con información de Pedro Matías)

Comentarios