Velasco ofrece no usar policía contra protestas, excepto en rapiña y vandalismo

lunes, 27 de junio de 2016
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- El gobernador Manuel Velasco Coello aclaró hoy que no usará la violencia para reprimir manifestaciones pacíficas en Chiapas, sino que sólo procederá con el sistema de procuración de justicia cuando haya actos de rapiña y vandalismo como los de Palenque y Comitán. En una reunión con empresarios, organizaciones sociales y productores del campo chiapaneco, Velasco Coello dijo que su administración no procederá con el uso de la fuerza pública para reprimir las acciones del movimiento magisterial como se lo han demandado algunos sectores, porque si lo hiciera “esto se pondría peor que en Oaxaca”. Durante el encuentro con unos 500 líderes de diversos sectores en el estado, el mandatario estatal dijo que es, ha sido y será siempre “partidario de privilegiar el diálogo hasta el último momento antes de usar la fuerza pública”. Y reconoció que su tolerancia al límite le ha costado críticas de muchas personas y sectores de la sociedad. Agregó que en las manifestaciones pacíficas, magisteriales o no, “siempre” ha sido tolerante y seguirá siéndolo, aunque aclaró que no permitirá la violencia como ocurrió en Comitán y Palenque. Manuel Velasco recordó que los responsables de rapar a profesores en Comitán ya están en la cárcel, igual que 43 personas que saquearon una tienda Coppel en Palenque, por cometer actos de rapiña y vandalismo. En Chiapas, dijo el gobernador, quienes desean manifestarse no se les impedirá, siempre y cuando la protesta sea pacífica y no violente negocios. “La violencia traerá consecuencias peores. Si no somos prudentes, el desenlace en Chiapas sería mucho peor que en Oaxaca. Hay quienes apoyan la presencia de policías federales pero hay quienes no. O somos pacientes, prudentes y toleramos las manifestaciones o buscamos otra alternativa”, dijo Velasco Coello. “El tema magisterial es un asunto que ni ustedes ni nosotros provocamos, pero lo estamos padeciendo”, dijo el gobernador de Chiapas. “El costo de la madriza” Ante la petición de algunos líderes de usar la fuerza pública para poner fin a los bloqueos de carreteras, el gobernador Velasco Coello recordó que tras lo sucedido en Oaxaca se radicalizaron las cosas en Chiapas. “Lo que demuestra que la violencia general más violencia”. A su parecer, si bien en Oaxaca hubo un desalojo que terminó en un enfrentamiento con el resultado de personas que perdieron la vida y hombres y mujeres heridos, ello no solucionó el conflicto, por el contrario, sólo agravó la situación y hasta hoy esa carretera sigue tomada. “Todo problema se resuelve mediante el diálogo.  No podemos cerrar a nadie la puerta al diálogo”, reiteró. El mandatario estatal admitió que su tolerancia ante las protestas y el no uso de la fuerza pública le ha costado muchos señalamientos: “El costo de la madriza me la he llevado yo. Estoy consciente de las críticas que me han lanzado. Mucha gente quiere que usemos la fuerza pública. Usarlo no soluciona el problema, cuando se ha hecho, se han agravado los conflictos”. Mencionó que desde 2013 se han enfrentado a la resistencia magisterial contra la reforma educativa. Consideró que la opinión que cada uno tenga de esa reforma es un tema particular, “pues sin duda alguna, tiene cosas muy buenas la reforma educativa, pero que tampoco se diga que se va a privatizar la educación”. Criticó que “cosas menores” como el pago por tarjetas en lugar de cheques han hecho que el movimiento magisterial “se radicalice”. Velasco Coello reprochó que los diputados y senadores que aprobaron esa reforma en el 2013 no han salido a dar la cara y han permanecido “escondidos bajo las piedras estas cinco semanas”. Luego consideró que debería ser en el Senado y la Cámara de Diputados donde se desarrolle el diálogo y la negociación entre los actores que dirimen sus visiones sobre la reforma educativa. De otra forma, advirtió que será un tema recurrente durante años. Durante la reunión con empresarios, algunos del sector jurídico, exigieron garantías al libre tránsito. Otros del sector de la cafeticultura demandaron más apoyos para reactivar la economía, mientras que los del sector ganadero demandaron que el gobierno intervenga para obtener créditos ante la banca. En general, los empresarios demandaron apoyo con subsidios a los afectados por el movimiento magisterial. Arzobispo se opone a la fuerza En la reunión, el arzobispo Fabio Martínez Casillas se opuso al uso de la fuerza para terminar con los bloqueos carreteros pues dijo que eso sólo traerá más violencia. Explicó que sus 10 años como obispo en África le dejaron como experiencia que es mejor apostar por el diálogo, nunca por la violencia, pues genera más sufrimiento. “No es fácil pero todos vamos a salir de esta”, dijo el líder católico y propuso la creación de una Comisión Ciudadana que dé seguimiento integral y no sólo se vea la cuestión de los maestros sino de todos los problemas que hay en Chiapas. Por último, el gobernador habló de que el recorte presupuestal anunciado por el gobierno federal afectará a Chiapas. Por ello, invitó a todos los sectores a pelear los recursos ante la federación y hablar con los legisladores para que estos recursos lleguen principalmente al sector educativo donde existe un gran rezago de varias décadas.

Comentarios