Se niega minera a reubicar ducto pese a denuncias por derrames en Manzanillo

lunes, 6 de junio de 2016
COLIMA, Col. (apro).- Frente a las denuncias de los habitantes de la comunidad de Punta de Agua, municipio de Manzanillo, por los daños causados por las roturas del ducto de la minera Peña Colorada, el gerente de relaciones públicas de esa empresa trasnacional, J. Jesús Hernández Mier, anunció que será renovada la tubería, que tiene una antigüedad de cuarenta años. Sin embargo, eludió establecer un compromiso en torno a la principal demanda de la comunidad: la reubicación del ducto, que actualmente pasa al pie de decenas de viviendas. En una reunión realizada en la Casa Ejidal de este poblado, en la que participaron funcionarios del Ayuntamiento de Manzanillo, representantes de la minera y lugareños, Hernández Mier dijo que llevará ante los directivos de Peña Colorada la solicitud de cambio de la tubería hacia una zona despoblada, para que el consorcio minero analice su viabilidad. A través del ducto de un diámetro de alrededor de 12 pulgadas, la empresa minera de capital indio-italiano-argentino transporta durante las 24 horas del día pulpa de mineral de hierro desde el municipio de Minatitlán hasta Manzanillo, donde se procesa en la planta peletizadora para su traslado vía ferrocarril o buque hacia otros puntos del país y del extranjero. Sin embargo, de acuerdo con Fermán Martínez Ruiz, desde hace aproximadamente cinco años se han producido roturas y derrames de los tubos que han afectado a los habitantes de la comunidad en sus bienes inmuebles y animales. Durante la reunión surgieron propuestas en el sentido de que se aprovechen los trabajos de renovación de los tubos para establecer de una vez una ruta distinta. Griselda Martínez, una de las asistentes, reconoció el “buen ánimo” del directivo de resolver la problemática, pero planteó que si se quieren hacer bien las cosas, al momento de cambiar la tubería se le aleje del área urbana. “Lo que no queremos es que después vayan a decir que como ya cambiaron la tubería ya no será necesario realizar la reubicación”, señaló. Por su parte, otra mujer recalcó que no basta renovar los tubos, dado que durante la temporada de lluvias se abre la zanja y queda incomunicada una parte del pueblo, mientras que la presencia del ducto es utilizada como pretexto del ayuntamiento para reparar la calle por la que pasa. Jesús Hernández provocó risas entre los asistentes cuando afirmó que cuando hace cuarenta años Peña Colorada colocó el ducto no había ninguna casa en ese lugar, versión que fue desmentida por varios de los lugareños. Insistió sin embargo en que no es posible reubicar el ducto en un corto plazo porque “se requieren estudios ambientales, autorizaciones de cambio de uso de suelo y otros trámites”, mientras que la empresa, con “su responsabilidad” prefiere que los habitantes estén tranquilos y no corran mayores riesgos con la tubería renovada lo más pronto posible. Hernández Mier aseguró que sólo en dos ocasiones han tronado las tuberías: en 2011 y 2015, con el argumento de que ello ocurrió después de que un ciudadano impidió las labores de mantenimiento que realizaba la empresa. Luego de que algunos habitantes aseguraron que el número de incidentes ha sido mayor, Fermán Martínez se identificó como el ciudadano que hace cinco años detuvo los trabajos de “mantenimiento” porque “únicamente estaban volteando los tubos y yo les dije que tenían que cambiarlos”. El funcionario de la minera fue cuestionado por Fermán Martínez en el sentido de que hace más de tres años ya se había comprometido con la comunidad a que en un plazo que ya concluyó sería reubicado el ducto, pero esto no fue cumplido, por lo que pidió que en esta ocasión los acuerdos se establecieran por escrito, además de que se fijara un plazo para cambiar de lugar la tubería. “Ese plazo no lo puedo poner yo. Entran más instituciones, entran más trámites que hay que hacer”, adujo Jesús Hernández. Ayuntamiento respalda a minera Durante la reunión, el director de Protección Civil del Ayuntamiento de Manzanillo, José Guadalupe Tene Rodríguez, consideró “muy acertada” la propuesta de Peña Colorada, porque “se está pensando en la comunidad” y “estamos en un proceso de conciliación del que ojalá ya no nos salgamos”. Abordado al final de la reunión, el gerente de Relaciones Públicas de Peña Colorada declinó realizar declaraciones y canalizó al reportero con el director de Comunicación Social de la empresa, Adalberto Torres, quien se encontraba presente. Cuestionado sobre los términos del convenio de la minera con el ejido para que éste autorizara el paso del ducto por sus tierras, dijo no contar con la información a la mano, pero ofreció hacerla llegar vía correo electrónico, lo que no sucedió. “Lo que sí te puedo decir —aseveró— es que Peña Colorada se preocupa por establecer convenios legales siempre con los representantes de las comunidades y esto nos ha permitido avanzar en temas de desarrollo social de las mismas”. Explicó: “Tenemos cinco ejes en los cuales trabajamos en las comunidades donde tenemos operación o presencia, que es el caso de Punta de agua. Eje social, de infraestructura, de educación, recreación, cultura y deportes y el de proyectos productivos. En este caso tenemos el de infraestructura, recreación y deportes, hemos apoyado con uniformes a las fiestas patronales también se les apoya, el jardín se remodeló, tenemos toda una serie de acciones a través de estos cinco ejes importantísimos para la empresa”. A su vez, Tene Rodríguez calificó la reunión como “muy productiva por las propuestas que se hicieron, nos agrada mucho la propuesta de la conciliación y la de la reubicación; el cambio de los tubos minimiza los riesgos, pero desde luego que no paramos nosotros ahí, una vez que ellos coloquen sus tuberías nuevas tendrán que presentarnos los estudios estructurales de las soldaduras”. Se mostró convencido de que el tubo cumple su función desde su origen, sabemos que es un tubo de un calibre bastante importante y que tiene una durabilidad de menos o más de 40 años. “Lo que sí me preocupa es lo que haga quien hace la soldadura. Si las uniones no cumplen con la normatividad, ahí podemos tener un problema. Ese dictamen, yo ya se lo plantee en corto a Peña Colorada: lo tienen que presentar y eso se los vamos a requerir mediante documento”, indicó. —¿Considera usted necesaria la reubicación del ducto? —se le preguntó. —Si hay terreno al lado derecho, al margen del arroyo, pudiera ser factible, pero veo que si lo pasan por la parte de arriba no va a dejar de ser un riesgo, porque si hay una ruptura del tubo todo el material va a deslizarse hacia las casas. “La propuesta la tiene que presentar Peña Colorada, ellos tienen que hacer sus estudios y presentarla. Una vez que ellos tengan hechos sus planos y todas sus autorizaciones, nosotros tenemos que opinar al respecto”. En su balance sobre el encuentro, Fermán Martínez consideró que “al parecer hay voluntad de atender nuestras demandas, ojalá verdaderamente se cumpla lo que se acordó y que se acepte la reubicación del ducto”. Rememoró que en los últimos cinco años hubo muchas fallas en la tubería. “Ellos dicen que todo estaba bien, pero la realidad es otra, tenemos pruebas, gente que vive aquí, ellos hablan que cuando metieron sus tubos hace 40 años no había gente, yo nací aquí y tengo 72 años, dicen que no había casas, sí había, pero eso ya quedó aclarado y esperamos que esto se lleve adelante”, concluyó.

Comentarios