Tumba El Bronco acuerdo con KIA y lo repone con otro más austero

miércoles, 8 de junio de 2016 · 21:01
MONTERREY, N.L. (apro).- El gobierno de Nuevo León consiguió deshacer el convenio inicial celebrado con la armadora coreana KIA, tildado de “ventajoso e ilegal”, y firmó uno nuevo mediante el cual fueron reducidos significativamente los incentivos. Aunque no mencionó las cantidades de los estímulos comprimidos y eliminados, el secretario de Desarrollo Económico Estatal (Sedec) Fernando Turner Dávila informó que, por ejemplo, el gobierno de Nuevo León ya no deberá construir una escuela técnica o una estación de bomberos de uso exclusivo de la fabricante de automóviles. También se eliminó el reembolso de los impuestos federales y se acotó el subsidio del Impuesto Sobre la Nómina (ISN). Algunos servicios como la proveeduría de electricidad y el suministro de agua ultrapura, serán aportados por terceros y no por la administración, dijo el funcionario. El 27 de agosto del 2014, el anterior gobernador priista Rodrigo Medina de la Cruz firmó un convenio con el presidente de KIA Motors México, Seong Bae Kim, para abrir la planta productora en el municipio de Pesquería. Cuando tomó posesión como mandatario, Jaime Rodríguez Calderón consideró que dicho convenio era ilegal y, por ello, inválido, pues con él la administración se comprometía a entregar incentivos por hasta 11 mil 500 millones de pesos, correspondientes a 28% del total de la inversión. Este miércoles, en presencia de Bae Kim y El Bronco, se firmó el acuerdo renovado en el que KIA reconoció la precaria situación financiera del estado y aceptó modificar las cláusulas abusivas. El empresario asiático reconoció que el diálogo con la autoridad estatal fue complicado, aunque al final las partes obtuvieron un acuerdo que satisfizo a todos. “Tuvimos muchas dificultades, pero con el apoyo del Gobierno de Nuevo León, junto con el equipo de KIA, hoy logramos un acuerdo, algo que podemos celebrar. Con el gobierno de Nuevo León, junto con KIA, sí trabajamos juntos, sé que vamos a lograr más y mejor éxito en el futuro”, dijo en el mensaje conciliatorio. Por su parte Turner, quien se encargó personalmente de negociar el nuevo clausulado, se congratuló con la firma del documento reelaborado y apegado a la legalidad. “Este nuevo acuerdo permite generar ahorros sustanciales para el gobierno de Nuevo León, pero sobre todo tiene como fin apoyar a KIA Motors, para que sus operaciones y su futuro tengan certidumbre legal y que contribuya a impulsarla a una nueva etapa de crecimiento”, dijo. Bae Kim recordó que, pese a los desacuerdos que por momentos comprometieron el convenio, la armadora consiguió entrar en funciones en 19 meses, lo que fue considerado por el grupo como un “logro histórico” de la firma. La empresa también se comprometió a aportar 150 millones de pesos al municipio de Pesquería, para adecuar su infraestructura, principalmente en los caminos, que permitan a los voluminosos camiones nodrizas de la empresa circular por el área poblada. En mayo, KIA produjo su primer coche, al declarar inaugurada la obra, que crea 14 mil nuevos empleos con una inversión de tres mil millones de dólares. Es la primera factoría de la marca surcoreana en México y planea ensamblar 300 mil unidades por año. Aunque la empresa y el gobierno de Nuevo León llegaron a un acuerdo de feliz término, la Fiscalía Anticorrupción de Nuevo León inició una acción conocida como Operación Tornado, actualmente en marcha, mediante la cual fueron embargados precautoriamente bienes del exgobernador Medina y 10 de sus funcionarios. Esta acción, que busca incriminar a estos servidores públicos, está relacionada con la asignación ilegal del terreno y obras de infraestructura que dio el estado a KIA, mediante una red de simulaciones, prestanombres y actos generalizados de deshonestidad, según informó la Fiscalía la semana pasada.