Líder del PRD en Guerrero pide investigar nexos de exsíndico con el narco

viernes, 15 de julio de 2016
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- El presidente estatal del PRD, Celestino Cesáreo Guzmán pidió al gobierno federal que investigue al exsíndico de Petatlán, Esteban Cárdenas y que se finquen responsabilidades en caso de que existan elementos para determinar si tiene nexos con el narco Advirtió que no va a meter las manos por ningún militante de su partido que esté coludido con la delincuencia. Por ello, demandó una investigación a fondo del caso de la reciente detención de Edilberto Bravo Barragán El Gavilán, presunto jefe delincuencial que opera en la región de la Costa Grande de la entidad para deslindar responsabilidades y determinar el grado de infiltración del narco en la política, indicó el dirigente perredista. Lo anterior, luego de que Apro dio a conocer este lunes 11 que la captura de El Gavilán, señalado públicamente por sus presuntos nexos familiares con Alejandro Bravo Abarca, actual jefe de la oficina del gobernador Héctor Astudillo Flores, se realizó en el balneario conocido como Barra de Potosí, ubicado en el municipio de Petatlán, indican reportes oficiales. Dichos reportes refieren que Bravo Barragán fue detenido al interior de una casa de playa propiedad del líder perredista Esteban Cárdenas Santana, exsíndico en la pasada administración municipal y miembro del grupo político liderado por los hermanos Carlos y Crescencio Reyes Torres, quienes actualmente se desempeñan como diputados del PRD en la LXI legislatura local. Incluso, Carlos Reyes, quien se desempeñó también como presidente estatal del PRD, actualmente preside la comisión de la mesa directiva del actual periodo ordinario. Los hermanos Reyes Torres son dos personajes de negro historial vinculados públicamente con el narco. Ambos fueron alcaldes del municipio de la Unión postulados por el PRD y se han caracterizado por ser aliados políticos del gobernador Astudillo, de acuerdo con reportes oficiales. Los Reyes Torres junto a Celestino Cesáreo confirmaron recientemente la corriente denominada Alternativa Democrática Guerrerense (ADG) y el exsíndico de Petatlán, Esteban Cárdenas forma parte de este grupo político al interior del PRD. Consultado al respecto, el líder del Sol azteca consideró que su partido “no se vincula con nadie, más que con el pueblo”. Luego, pidió al gobierno federal que investigue al exsíndico de Petatlán, Esteban Cárdenas y que se finquen responsabilidades en caso de que existan elementos para determinar el grado de participación del perredista con el narco. “Si alguien tiene elementos para señalar lo que se maneja o si las autoridades tienen elementos de que algún militante del PRD tiene alguna responsabilidad, no vamos a meter las manos por nadie”, expresó Cesáreo Guzmán. Sobre el caso de la masacre y desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa que exhibió el nivel de infiltración de la delincuencia en la esfera política y en particular en el PRD, el dirigente estatal dijo que han sido insistentes en exhortar a los alcaldes a que se conduzcan con rectitud e integridad. Por ello, consideró que ante amenazas de la delincuencia, lo primero que deben hacer los presidentes municipales es denunciar Actualmente, los hechos que reflejan la proclividad hacia la corrupción y los presuntos nexos de políticos con el narco, mantienen al perredismo en la entidad hundido en una severa crisis de credibilidad social y pugnas internas. El desvío de recursos públicos En días pasados, el actual diputado federal plurinominal postulado por el PRD, David Jiménez Rumbo, acusó públicamente al dirigente estatal Celestino Cesáreo de enriquecimiento ilícito y desvío de recursos públicos. Jiménez Rumbo, quien es líder de una corriente perredista y señalado por sus presuntos nexos con el narco, afirmó que Cesáreo Guzmán “se robó” el dinero para la campaña del candidato de Buenavista de Cuéllar que entregó el Instituto Electoral local Rumbo dijo públicamente que además del desvío de recursos públicos de la campaña pasada, ha contratado “empresas fantasmas” para facturar y comprobar el gasto de prerrogativas. También para justificar adquisiciones ante la Secretaría de Desarrollo Rural estatal a favor de la organización denominada Central Campesina Cardenista, y con ese desvío de recursos públicos, dijo Rumbo, construye un edificio al sur de esta capital. Ante las acusaciones del diputado federal perredista, el líder estatal del PRD ha hecho mutis y señalado que no va a dirimir estos temas en medios de comunicación sino en los órganos de dirección de su partido.

Comentarios