Cesan y dan paliza a agente que denunció tortura policiaca en Yucatán

lunes, 18 de julio de 2016
TEKAX, Yuc. (apro).- Miguel Ángel Bacab Ku, el policía que videograbó en días recientes a cuatro de sus compañeros torturando a un joven para obligarlo a confesar un delito, denunció que por esa acción fue despedido, detenido y torturado también por otros agentes de la corporación. A consecuencia de esa grabación que circuló hace una semana en las redes sociales fueron detenidos Bacab Ku y los otros cuatro policías municipales implicados en el caso. Al vencer el plazo ampliado para resolver la situación jurídica de los cinco policías detenidos, la autoridad judicial vinculó a proceso penal a cuatro de ellos por el delito de tortura y les dictó prisión cautelar preventiva. En prolongada audiencia, que presidió el juez de Control del Primer Distrito Judicial del Sistema Penal Acusatorio y Oral, Santos Alfredo May Tinal, Bacab Ku declaró que él grabó lo sucedido pero no tuvo intervención directa en los hechos que se le imputaron. El juzgador dictaminó no vincularlo a proceso y ordenó su inmediata libertad. Los otros cuatro imputados se reservaron su derecho a declarar. Después de la exposición de los fiscales, el juez resolvió que los datos de prueba expuestos le permitieron establecer, de manera razonable, la comisión de un delito y la probable participación de los imputados en el mismo, por lo que los vinculó a proceso penal. Asimismo, a los cuatro uniformados que quedaron vinculados a proceso, se les impuso la prisión preventiva por cinco meses, y se fijó un plazo de cuatro meses a la Fiscalía para la investigación complementaria. El hecho ocurrió la mañana del viernes 8, cuando los policías detuvieron a un joven, y los uniformados, “en ejercicio de sus funciones, ejercieron actos de tortura para obtener una declaración, ocasionándole al detenido lesiones que por su naturaleza tardan en sanar menos de 15 días”. En entrevista con el grupo Sipse, Bacab Ku dijo que como represalia por haber grabado el video que exhibió a la corporación municipal fue despedido, detenido y golpeado por sus compañeros en la cárcel pública. Postrado en una cama, debido a las severas lesiones que le causaron sus ahora excompañeros, y de las que por falta de recursos no se ha podido atender, el exagente sostuvo que tanto el secretario del ayuntamiento de Tekax, Nelson Canul López como el síndico Víctor Borges Romero estaban enterados de los abusos policiacos. “Se los hice ver en varias ocasiones, pero hicieron oídos sordos”, dijo el quejoso, quien denunció que tras la difusión del video los policías que lo detuvieron y golpearon le advirtieron: “Lo que tú hiciste lo vas a pagar muy caro, son órdenes de los jefes”. Bacab también relató que después de detenerlo los policías lo llevaron a la cárcel municipal, lo desnudaron y sometieron a una golpiza, para luego llevarlo a otra comunidad, por Nohalal, donde lo incomunicaron. Debido a la paliza que recibió, acusó, tiene lastimada la columna, el abdomen hinchado y dificultades para sus necesidades fisiológicas. También hizo del conocimiento público que interpuso una denuncia legal contra sus agresores y llamó a las autoridades estatales a intervenir en su caso, pues además el alcalde Josué Cohuó Tzek lo dio de baja de la corporación, pese a que el juez lo exoneró.

Comentarios