Astudillo se encuentra postrado ante el crimen, acusa bancada del PRD

martes, 19 de julio de 2016
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- La fracción parlamentaria del PRD en el Congreso local calificó como fallida la estrategia de seguridad que dirige el Ejército en la entidad, implementada por el gobierno federal y estatal. También afirmó que en la entidad se vive un escenario de terror, muerte y desolación donde se percibe que el gobierno “no sabe qué hacer” y se encuentra como “minusválido” ante el poder de la delincuencia. Mientras que el Legislativo, indicaron los perredistas, no tiene rumbo y está sumido en la inoperancia de sus propias atribuciones, “con un gobierno interno que proscribe la tolerancia para dar paso al autoritarismo”. Por ello, plantearon en tribuna, a través del diputado perredista Sebastián de la Rosa Peláez, la necesidad de que el gabinete de seguridad de la administración del gobernador Héctor Astudillo Flores comparezca ante legisladores. No obstante, la mayoría priista y sus aliados del Verde y Acción Nacional se opusieron a la propuesta de acuerdo parlamentario y turnaron a comisiones el caso, tras considerar que el tema de la ola de inseguridad y violencia no es de prioridad para la clase política. En la sesión de este martes, el tema de la inseguridad y la ola de violencia que no cesa en la entidad provocó una reacción de la fracción perredista. Ante el pleno, De la Rosa Peláez dijo que desde el pasado 26 de abril planteó la necesidad de la comparecencia de los secretario de Gobierno y Seguridad Pública, Florencio Salazar Adame y Pedro Almazán, respectivamente, así como del fiscal local Xavier Olea para que explicaran las acciones de la estrategia contra el crimen en la entidad. La propuesta en ese entonces se turnó a la Comisión de Gobierno para tomar un acuerdo conjunto y definir mecanismos de la comparecencia, pero a casi tres meses no existe dictamen alguno a pesar de la urgencia de las circunstancias, reprochó. Al respecto, recordó que la situación de inseguridad sigue en aumento y no se perciben efectos reales de la estrategia para tratar de revertir la narcoviolencia. Actualmente, señaló el diputado, nadie en Guerrero está a salvo y remató: “Lo mismo ejecutan a un taxista que a un estudiante; lo mismo ejecutan a una vendedora ambulante, que una abuela descansando en un parque; lo mismo ejecutan a tres policías federales en un restaurante, que decapitan a cuatro personas en Iguala y embolsan a otras tres aquí, en Chilpancingo, en la capital del estado”. Luego recordó el caso dramático que se vive en Chilapa, donde el narco ha ejecutado al candidato del PRI a la alcaldía, Ulises Fabián; luego al director de Gobernación municipal, Miguel Andraca, y recientemente al regidor priista Miguel Ángel Salmerón Nava Ante esta situación, De la Rosa reprochó el discurso oficial enfocado en justificar el vacío de autoridad y la inoperancia gubernamental, ya que se ha vuelto común escuchar decir que los crímenes tienen su origen en ajuste de cuentas, o que se trata de la guerra entre bandas criminales que disputan territorios o “calientan” plazas, indicó En contraste, las autoridades no ofrecen certeza y seguridad a la ciudadanía: “Lo cierto es que los tres órdenes de gobierno, quienes asumen la responsabilidad de actuar como autoridades, han sido incapaces para resolver esta situación”, expresó. También aseguró que “el gobierno parece que no sabe qué hacer; la percepción generalizada es que el poder público está rebasado, y pareciera que estas autoridades están a un paso de subordinarse al poder fáctico de la delincuencia”. El planteamiento de la fracción perredista irritó a algunos priistas y en la votación de la propuesta de acuerdo parlamentario éstos se impusieron y turnaron el caso nuevamente a comisiones. Al término de la sesión, los perredistas reprocharon la actitud asumida por el PRI y sus aliados en el Congreso y urgieron nuevamente al gobernador Astudillo a que autorice a sus colaboradores comparecer ante el Congreso.

Comentarios