Grupo de choque indígena desaloja bloqueo de la CNTE en Chiapas

miércoles, 20 de julio de 2016
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Un grupo de indígenas encapuchados desalojó este mediodía a maestros que mantenían un bloqueo en el kilómetro 45 de la autopista Tuxtla Gutiérrez-San Cristóbal de las Casas, hecho que dejó un saldo de dos heridos. Los dos maestros lesionados, que fueron hospitalizados, fueron identificados como Romualdo Guadalupe Urbina Estrada, mentor de la zona de San Andrés Larráinzar, que al parecer sufrió una herida de bala, y Jorge Alberto Fonseca, de la zona de Teopisca. Cerca de las 12:30 horas llegó un grupo de indígenas que empezó a levantar todos los obstáculos que pusieron los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en la entrada de la autopista en San Cristóbal de las Casas. Con palos en manos se dirigieron a los campamentos y arrancaron todo lo que encontraron a su paso, para después prenderle fuego. Detrás del grupo de choque llegaron varias patrullas de policías estatales y municipales, quienes lanzaron gases lacrimógenos a los pocos maestros que opusieron resistencia. La mayoría salió huyendo entre los matorrales. Los docentes se replegaron luego a la plaza central de San Cristóbal de las Casas. El operativo fue encabezado por el fiscal Rogelio Estrada Helería y el ministerio público Carlos Velasco Munguía, dijo uno de los elementos policiacos que participó en el operativo. Desde el 27 de junio los maestros de la CNTE, acompañados de varias organizaciones sociales, instalaron el bloqueo en ese punto de la autopista y otros más en todo el estado. Y aunque el resto se levantó la semana pasada, este grupo decidió permanecer en esa posición, hasta hoy que fueron desalojados. Al cierre del ciclo escolar eran pocos los maestros que quedaban en el bloqueo, por lo que fue fácil para el grupo de choque y los policías estatales actuar para desalojar a los profesores que seguían ahí. En tanto, en Tuxtla Gutiérrez hoy los maestros de la CNTE tomaron plazas comerciales y varios medios de comunicación para denunciar la situación por la que atraviesa el movimiento magisterial, luego de la mesa de diálogo del martes por la noche entre los líderes nacionales y la Secretaría de Gobernación. El gobierno estatal dio a conocer por la tarde que la intervención de los cuerpos policiacos no fue para desalojar a los maestros, sino para “evitar una confrontación”, luego de que un grupo de choque conformado por indígenas chamulas desalojara a los profesores que mantenían un bloqueo sobre la autopista Tuxtla-San Cristóbal. En una misiva, el gobierno dijo que a través de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) implementó un operativo para evitar una confrontación entre habitantes del municipio de San Juan Chamula y manifestantes de la CNTE, quienes mantenían bloqueada la vía Tuxtla- San Cristóbal de las Casas. “Ante una alerta emitida por el Centro Estatal de Control, Comando, Comunicación, Cómputo e Inteligencia (C4i), en el que se señala la presencia de habitantes de San Juan Chamula, en el kilómetro 46 de la autopista Tuxtla-San Cristóbal de las Casas, lugar en el que se encuentran bloqueando integrantes de la CNTE, fue enviado un contingente de 200 elementos estatales, a fin de evitar una confrontación entre ambos grupos”, justificó el gobierno de Manuel Velasco. Según el parte oficial, los cuerpos de seguridad resguardaron la integridad de los ciudadanos, evitando cualquier motivo de enfrentamiento. De acuerdo con esta versión, los hechos ocurrieron a mediodía, cuando el grupo de habitantes de la zona Altos se presentó al punto del bloqueo del magisterio, para dialogar pacíficamente y solicitarles el libre tránsito de ciudadanos, comerciantes y transportistas. Sin embargo, los manifestantes optaron de manera voluntaria, retirarse del lugar, dejando libre la vialidad, mientras que el grupo de habitantes retiró carpas, rocas y demás objetos que obstruían el paso en la vía. Finalmente, el gobierno estatal dijo que se mantiene un monitoreo de la vía, la cual se encuentra transitable y con la presencia preventiva de los elementos estatales. Sin embargo, la CNTE culpó al alcalde de San Cristóbal de las Casas, Marco Cancino González y al gobernador Manuel Velasco, de orquestar este “desalojo violento” en el que hubo gases lacrimógenos, palos y piedras para expulsarlos de la vía. Incluso exhibieron videos en los que desmienten la versión oficial de que la policía llegó para “evitar la confrontación”. “Eso es falso, ahí están las fotos y los videos que empiezan a circular, el grupo de choque llegó acompañado de los cuerpos policiacos. En ningún momento evitaron confrontación alguna. Llegaron adelante de ellos, destruyendo los campamentos y quemándolos”, acusó Javier Vidal, uno de los líderes de la CNTE en esa región de los Altos de Chiapas.

Comentarios