CNTE demanda al gobierno de Chiapas desmantelar grupos de choque

jueves, 21 de julio de 2016
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) exigieron hoy el desmantelamiento de los grupos de choque y civiles armados en la zona Altos de Chiapas y detener de inmediato a Narciso Ruiz Santiz, vinculado estrechamente al alcalde de San Cristóbal de Las Casas, Marco Antonio Cancino González. A 24 horas del desalojo violento perpetrado por un grupo de choque, que con palos, piedras y armas llegaron para arremeter contra los maestros de la CNTE en el bloqueo del kilómetro 46 de la autopista Tuxtla-San Cristóbal, el profesor Adalberto Hernández Rabanales dio a conocer la instalación de una mesa de diálogo para atender asuntos locales que garanticen la seguridad en sus protestas pacíficas. Hernández Rabanales dijo que funcionarios del gobierno estatal los contactaron para sostener una mesa reunión, oferta que aceptaron con la condición de que fuera con la mediación de Fray Gonzalo Ituarte, párroco de la Iglesia de Santo Domingo de San Cristóbal de Las Casas. La reunión se realizó esta tarde en la Curia Diocesana. Luego de que recuperaran el punto del bloqueo, acompañado de organizaciones sociales y pobladores de colonias populares de esa ciudad, Hernández Rabanales dijo que se sentaron en la mesa con el secretario General de Gobierno, Juan Carlos Gómez Aranda, para exigir garantías de seguridad y protección en su protesta no sólo a los maestros sino a todos los pobladores que no son docentes y que apoyan a la CNTE en su lucha contra la reforma educativa. Dijo que de ninguna manera ha sido un bloqueo total hacia esa ciudad, pues han dejado vías alternas para todo tipo de transporte, como la vía libre que comunica a Tuxtla con San Cristóbal y que si bien pueden tomar la autopista se puede tomar un desvío de terracería para evadir el bloqueo cinco kilómetros adelante. Como segundo punto, los maestros pidieron la renuncia del alcalde Marco Antonio Cancino González, quien está ligado estrechamente al grupo de choque que atacó ayer a los maestros y quemó sus campamentos. En una tercer exigencia, los maestros plantearon al secretario General de Gobierno, el desmantelamiento del grupo de choque o paramilitares que actuó en contra del movimiento magisterial y popular y que están plenamente identificados como los miembros de la Asociación de Locatarios de Mercados Tradicionales de los Altos de Chiapas (Almetrach), cuyo líder Narciso Ruiz Santiz opera al servicio del alcalde Marco Cancino. Pidieron que sea detenido no sólo el líder de esa organización que ha actuado ya en varias ocasiones, sino todos y cada uno de los que participaron ayer en el ataque y que están plenamente identificados en los videos y fotografías que circulan en las redes sociales. Acusaron que algunos de ellos estaban armados y atacaron a periodistas, como Dolores Rodríguez. Como cuarto y último punto, los maestros plantearon buscar y castigar a los responsables del crimen del maestro Juan Carlos Jiménez Velasco, acribillado a tiros marzo pasado y quien era líder de la Confederación Independiente de Organizaciones, Asociación Civil (CIO-AC), en San Cristóbal de las Casas, Chiapas. El líder, de 35 años de edad, fue hallado muerto en marzo pasado. Su cuerpo presentaba con varios impactos de bala, y se encontraba adentro de un vehículo marca Volkswagen en el que se transportaba. Estos cuatro planteamientos presentados en la mesa de diálogo con el gobierno, donde participaron líderes de organizaciones sociales y de colonias de San Cristóbal que apoyan el movimiento magisterial, son cuestiones diferentes a los que plantea la Comisión Nacional Única Negociadora (CNUN) de la CNTE en la Secretaría de Gobernación, dijo Hernández Rabanales. Pero lo que más le preocupa es que quede en la impunidad el ataque de ayer, sobre todo cuando hay cientos de fotografías y videos que exhiben que los agresores venían en un tráiler y a la par llegaba las policías municipal, estatal y luego un convoy del Ejército. “Es por eso que responsabilizamos de ese ataque a los tres niveles de gobierno. Aunque el alcalde y el gobierno se deslinden, hay responsabilidad por omisión o comisión”, dijo Hernández Rabanales. Expuso que el pueblo de San Juan Chamula ya se deslindó de ese ataque, pero que sí identifican a funcionarios municipales que participaron en ello, que pudieron haber sido enviados por el alcalde Domingo López González. Asimismo, acusó que la mayoría de los atacantes pertenecen a la ALMETRACH, todos procedentes del Barrio Santa Catarina de San Cristóbal de Las Casas, pues les reportaron que todos los hombres de ese barrio se movilizaron hacia la zona del bloqueo, donde se registró el desalojo que hasta ahora mantiene a tres heridos en el Hospital del ISSSTE de esa ciudad. A la par de esta mesa de diálogo en San Cristóbal de Las Casas, en Tuxtla, los maestros y maestras de la CNTE bloquearon las dos salidas de la capital del estado de forma permanente. Y en protesta por el desalojo perpetrado en ayer hoy no dejaron vías alternas para salir de la ciudad.

Comentarios