Corral se separa de Unión Ciudadana; quiere que ONG sea crítica a su gobierno

sábado, 23 de julio de 2016
CHIHUAHUA, Chih. (proceso.com.mx).- El gobernador electo, Javier Corral Jurado, se separó hoy del movimiento Unión Ciudadana, ya que, con el cargo que ocupará, dijo, es necesaria la distancia como miembro activo y directivo de esa organización. En rueda de prensa, en la que estuvo acompañado por Jaime García Chávez, presidente de Unión Ciudadana y quien presentó la demanda penal contra el gobernador César Duarte Jáquez ante la Procuraduría General de la República (PGR), Corral reconoció en Unión Ciudadana el esfuerzo por denunciar la corrupción en Chihuahua. Y es que García Chávez cuestionó la contratación del jefe de escoltas de Corral, quien ocupó el mismo cargo con el ex gobernador Patricio Martínez García, ya que Juan Manuel Escamilla León, es militar retirado y estuvo detenido en 2010 por el delito de tortura y abuso de autoridad, y posteriormente se le vinculó con el homicidio de cinco personas en Ciudad Juárez, en la administración del ex alcalde Héctor Murguía Lardizábal, cuando era jefe del Grupo Delta. Corral había aclarado previamente que Escamilla cuenta con un currículum limpio, ya que no se le demostraron los delitos imputados, pero en la rueda de prensa hizo énfasis en que, una vez que conoció la propuesta de García Chávez, se comunicó con éste para escucharlo, como lo hará con quien tenga observaciones hacia su gobierno. Hasta ahora, Escamilla continúa en su cargo, con un sueldo pagado con los recursos de Corral. El gobernador electo deseó éxito a los integrantes del movimiento ciudadano y advirtió que no abandonará los objetivos centrales en los que coincide con ellos, principalmente la lucha contra la corrupción, la impunidad, el fortalecimiento de la rendición de cuentas y la búsqueda de mecanismos efectivos de participación ciudadana en la supervisión y fiscalización de las funciones gubernamentales. "Nadie tenga la menor duda, pertenecer a Unión Ciudadana ha sido una de las faenas cívicas más importantes de mi carrera y de la cual me siento realmente orgulloso", señaló el panista. En la rueda de prensa, también como integrantes de Unión Ciudadana, estuvieron presentes Víctor Quintana Silveyra, coordinador de Alianza Ciudadana, organismo que apoyó la candidatura de Corral; Javier Félix Muñoz, integrante de Unión Ciudadana y ex candidato a la gubernatura por Morena, y el activista Víctor Bueno, entre otras personas. García Chávez dijo que la decisión no significa que el gobernador electo abandone los ideales de la lucha contra la corrupción y contra la impunidad que los unió desde años atrás, porque esa decisión es clara y nítida, mientras que Corral indicó que dicha decisión la reflexionó previamente con el dirigente de Unión Ciudadana y consideraron importante el deslinde, para que el movimiento continúe siendo crítico con el gobierno y cuestione el actual del panista como gobernador. Asimismo, Corral enfatizó su firmeza de llevar al gobernador César Duarte ante la justicia, para que pague por la corrupción y desfalco a las arcas públicas, ya que su postura es indeclinable y una causa ciudadana. "Tenemos un compromiso indeclinable ante la sociedad chihuahuense, que es llevar ante la justicia a César Duarte y serán los jueces y las instituciones, los encargados de castigarlo", agregó. Al despedirse de Unión Ciudadana en la rueda de prensa, Javier Corral entregó una carta a García Chávez, en la que le dice que "durante el ejercicio del encargo que el pueblo me ha conferido, es necesaria esta distancia como miembro activo de esta organización (...) El combate a la corrupción y la exigencia de mayor seguridad pública, son las demandas más apremiantes en Chihuahua y en todo México, en las que me empeñaré. Los resultados electorales recién pasados, fueron una muestra clara de tal anhelo. Mi compromiso con esas tareas es inalterable e irrenunciable, y a perseverar en ello invito a Ciudadana y a los chihuahuenses en general, pues queremos desplegar un gobierno receptivo a la crítica ciudadana y atengo a la fiscalización pública". García Chávez, a nombre de Unión Ciudadana, respondió: "Nos estimula saber que su visión de gobernante privilegie el servicio a la ciudadanía y le tomaremos la palabra para ensayar una forma de gobierno novedosa, honesta como principio central y y atenta a la mirada pública. Las y los chihuahuenses, al igual que las y los mexicanos todos, estamos ávidos de impulsar una manera renovada de ejercer los oficios públicos, alejados de la voracidad y del abuso. Estamos candados de los privilegios que se atribuyen los gobernantes que buscan refugiarse en pequeñas soberanías, para ocultar sus excesos y desviaciones. En este compromiso manifestamos nuestra coincidencia con su idea de gobierno y en ella hemos de preservar el porvenir. Hacemos votos pues, de que caminemos en paralelo y convergentes hacia los mismos y sanos objetivos públicos".

Comentarios