Alcaldes perredistas acusan al Congreso de Puebla de revanchismo político

miércoles, 27 de julio de 2016
PUEBLA, Pue. (apro).- El Partido de la Revolución Democrática (PRD) denunció que por órdenes del gobernador Rafael Moreno Valle, el Congreso local rechazará cuentas públicas de ocho alcaldes perredistas –seis activos y dos que ya concluyeron su mandato–, como castigo por haber apoyado a la candidata a la gubernatura Roxana Luna Porquillo, en las elecciones del pasado 5 de junio. Con cartulinas, los ediles se manifestaron para reprochar el apoyo de tres diputados locales perredistas a los procesos sancionadores en su contra, durante la revisión de las cuentas públicas de sus administraciones. La dirigente estatal del PRD y diputada local Socorro Quezada Tiempo mencionó que los municipios afectados son: San Martín Totolpetec, Totoltepec de Guerrero, San Jerónimo Zayacatlán, Zayacatlán de Bravo, San Nicolás de los Ranchos, Mixtla, Piaxtla y Zoquitlán. Indicó que pese a que los alcaldes y exalcaldes se presentaron ante el Legislativo local para solventar las irregularidades que les fueron señaladas, los diputados determinaron en Comisiones sancionarlos. Quezada recordó que durante las campañas para la gubernatura, los alcaldes reclamaron a Moreno Valle las amenazas por parte de operadores políticos de su gobierno para que apoyaran al candidato panista Antonio Gali Fayad. Ante estas presiones, refirió, hubo ediles que incluso organizaron un acto proselitista a favor de Gali Fayad en el que usaron los colores y logotipos del PRD, pero otros se mantuvieron leales a su partido y no cedieron. Ahora esos ocho ediles que apoyaron a Luna Porquillo en su campaña tienen rechazadas sus cuentas públicas, y este jueves se espera que se sometan al pleno para aprobar sanciones en su contra. La dirigente perredista lamentó que el Congreso local se convirtiera en un “garrote político” durante todo el sexenio morenovallista, donde igual se castiga a sus detractores políticos que se premia a los que se mantienen leales, como es el caso de los alcaldes de San Pedro Cholula y de Venustiano Carranza. Por otra parte, en la sesión de este día los legisladores aprobaron una reforma al Código Penal del estado de Puebla y a la Ley Estatal del Deporte, con lo que se establecen sanciones hasta de cuatro años de cárcel contra quien incurra en actos de violencia en los estadios. El dictamen establece una pena de seis meses hasta cuatro años de prisión, así como multas que van desde los 20 hasta 90 días de Unidad de Medida, es decir, desde mil 460 hasta 6 mil 573.6 pesos, para los aficionados que incurran en irregularidades.  

Comentarios