Alerta IP por resurgimiento de crimen organizado en NL

jueves, 28 de julio de 2016
MONTERREY, NL (apro).- El relajamiento de las fuerzas del orden ha provocado el resurgimiento del crimen organizado en la entidad, un tema que se creía superado, alertaron hoy organismos empresariales al presentar su análisis en el tema de seguridad a través del llamado Observatorio Ciudadano. Las distracciones de los tres niveles de gobierno han provocado el repunte de delitos que indican que los grupos delictivos avanzan para reposicionarse, señala el análisis efectuado por el Centro de Integración Ciudadana (CIC), Consejo Cívico (CC), así como las cámaras de la Industria de la Transformación (Caintra) y la Nacional de Comercio (Canaco), junto con la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex). “Desde el año 2015 venimos viendo señales consistentes e inequívocas de que la delincuencia organizada vuelve a tomar fuerza en nuestro estado. Aprovechando las elecciones y las transiciones de administración estatal y municipales, todo indica que los delincuentes están recuperando terreno luego del repliegue logrado años atrás”. Por lo mismo, alertaron, “es indispensable que nuestro gobernador y nuestros alcaldes tomen como la máxima prioridad en sus agendas la atención a la seguridad de los ciudadanos y continúen fortaleciendo la coordinación y apoyo mutuo entre ellos”, señalaron los organismos en la presentación, basados en cifras oficiales de la Procuraduría local. Los empresarios se mostraron preocupados por lo que parece ser un repliegue de los elementos federales que con anterioridad se habían mantenido muy activos en la entidad y que ahora acusan menor presencia, lo que menoscaba las acciones de las autoridades locales. “Respecto de las fuerzas federales, de quienes hemos notado una disminución en los patrullajes en carreteras y campos, les pedimos no olvidar a Nuevo León, y que vigilen con presencia efectiva estos espacios, en especial en zonas de colindancia entre estados”. “Ello para complementar los trabajos de las autoridades locales. En las numerosas interacciones que ya tenemos con las autoridades municipales y la estatal, hemos podido constatar que las corporaciones se están reagrupando y reorganizando, y que hay mayor coordinación. Esto es sin duda muy positivo, pero es aún insuficiente ante el reto que enfrentamos”, dijeron. Luego precisaron, como una señal específica de alarma, el aumento del robo con violencia, pues entre el último semestre de 2015 y el primero de 2016 hubo un incremento de 46.7%, un nivel que no se registraba en el 2012, cuando el estado sufrió la crisis de inseguridad. La entidad, en este rubro, pasó de ocupar del lugar 10 al 8 a nivel nacional. “La violencia con la cual se cometen los robos ha sido en el pasado un indicador negativo de presencia de grupos de la delincuencia organizada en el estado, y este tipo de señales se deben atender con la máxima prioridad por parte de todas las autoridades encargadas de nuestra seguridad, incluyendo a las autoridades federales”, alertaron. También recordaron que la cercanía de Tamaulipas provoca “permeabilidad de delincuentes”, por lo que pidieron a la Federación que no descuide Nuevo León y que no disminuya los patrullajes en las carreteras que conectan los dos estados. El estudio también reporta un incremento de casos de violencia contra las mujeres, al registrarse 37 casos difundidos en medios de comunicación que pueden ser considerados feminicidios, en su mayoría perpetrados por parejas o exparejas. Sin embargo, en cifras oficiales sólo fueron reportados dos de estos homicidios. “Pedimos a las autoridades, especialmente la Procuraduría, que no se minimice la violencia de género, que no la dejemos escalar en Nuevo León, y que los responsables de delitos contra las mujeres sean castigados por la justicia con las agravantes previstas en el Código Penal al respecto”, señala el documento. Ante la amenaza que se cierne sobre la ciudadanía, pidieron, a niveles estatal y municipal, que continúe el reclutamiento de elementos, sin descuidar la calidad de su preparación y equipamiento, así como la aplicación de permanentes procesos de depuración y control entre los elementos para evitar la infiltración de la delincuencia organizada.

Comentarios