Gobierno de Astudillo confirma masacre de familia y reporta sólo 2 muertos en Ahuacuotzingo

domingo, 31 de julio de 2016
CHILPANCINGO, Gro. (proceso.com.mx).- La administración del gobernador Héctor Astudillo Flores anunció una recompensa para esclarecer el caso de la masacre de siete integrantes de una familia en el municipio de Tepecoacuilco, en la zona norte de la entidad. Además, afirmó que en el hecho violento ocurrido en el municipio de Ahuacuotzingo, donde los pobladores reportaron la muerte de 20 personas tras una balacera, las autoridades sólo confirmaron dos asesinados y dos lesionados. En un comunicado oficial, el gobierno estatal informó que la Fiscalía General del Estado (FGE), integró la carpeta de investigación 1206001041067300716 por el múltiple homicidio de siete integrantes de una familia, entre ellos una niña de seis años y un adolescente de 14, registrado durante la madrugada del sábado en la zona norte. El comunicado refiere que las víctimas se dedican a reciclar botes de aluminio y otros productos que recolectaban en el basurero de la cabecera municipal de Tepecoacuilco. En el lugar, las autoridades ministeriales localizaron decenas de casquillos percutidos calibre 7.62, utilizados por los fusiles AK-47 y .9 milímetros. Ante la falta de capacidad para determinar el origen de la agresión, el gobierno de Astudillo ofreció públicamente una recompensa, sin especificar el monto, para que los ciudadanos aporten información a las autoridades. Por otro lado, el gobierno estatal confirmó el hecho de violencia registrado en la comunidad de El Naranjo, municipio de Ahuacuotzingo donde los pobladores ayer reportaron a la policía municipal que se había registrado una balacera durante la madrugada y que el saldo era de una veintena de muertos. Sobre este caso, las autoridades estatales afirmaron que el número de víctimas fue de dos personas muertas y dos heridos durante una “riña que se suscitó en una fiesta”, es decir, redujeron el caso a un pleito de borrachos. No obstante, no informaron sobre la identidad de las personas víctimas y la situación que prevalece en esta zona de la región Montaña, lanzaron un llamado a la sociedad a no hacer caso de la difusión de hechos violentos a través de redes sociales.

Comentarios