Mario Anguiano robusteció el gasto burocrático en detrimento del social

lunes, 4 de julio de 2016
COLIMA, Col. (apro).- En el último año de su sexenio, el exgobernador Mario Anguiano Moreno sacrificó el gasto de las áreas de apoyo social y privilegió las erogaciones en aspectos administrativos, de acuerdo con el “Estado analítico del ejercicio del Presupuesto de Egresos”, correspondiente a los primeros nueve meses de 2015. Aunque el Congreso del Estado había aprobado otro criterio de aplicación del Presupuesto estatal, el exmandatario realizó los movimientos bajo el amparo de las facultades que tiene para ampliar y reducir las partidas económicas. Según el documento elaborado por la Secretaría de Finanzas y Administración, entre enero y septiembre del año pasado casi desapareció el Programa Institucional de Becas para la Educación, que tenía programado un presupuesto de 32 millones de pesos, pero la administración anguianista sólo le había destinado 1 millón 092 mil 231 pesos. Igual suerte corrieron el Programa de Apoyo a Grupos Vulnerables Aplicado para Disminuir la Pobreza, que de cinco millones 743 mil pesos bajó a 689 mil 294 pesos, y el Programa de Proyectos Productivos Aplicados para Mejorar el Ingreso, con una partida original de cuatro millones 065 mil pesos, que fue reducido a cinco mil 600 pesos. A los programas de educación inicial, básica, media superior y superior les fueron recortados casi 700 millones de pesos, pues de mil 729 millones 951 mil 298 pesos aprobados en ese periodo la cifra bajó a mil 053 millones 962 mil 028 pesos. El Programa de Atención a los Adultos en Plenitud vio mermado su presupuesto en más de 50%, dado que inicialmente se había considerado para su operación una partida de 29 millones 684 mil 788 pesos, pero esta cantidad fue encogida a sólo 13 millones 219 mil 405 pesos. Pese a que habían sido aprobados 144 millones 697 mil 428 pesos para la Modernización del Sector Agropecuario, Acuícola, Pesquero y Forestal, este programa vio reducidos sus recursos casi a la tercera parte, ya que la cifra fue disminuida a 51 millones 969 mil 846 pesos. Así también, el Programa de Educación y Cultura Ambiental fue diezmado presupuestalmente en 50%, de ocho millones 947 mil 384 pesos a cuatro millones 450 mil 666 pesos. En contraparte, la partida destinada a la “Administración y Operación del Despacho del Gobernador” tuvo un incremento de 130%, luego de que le habían sido aprobados 24 millones 176 mil 006 pesos pero tuvo una ampliación que la hizo llegar a 56 millones 858 mil 062 pesos. Casi se duplicaron los recursos para el Programa de Consolidación y Desarrollo de la Administración Pública, cuyo monto autorizado había sido de 57 millones 638 mil 421 pesos y la ampliación le permitió llegar a 108 millones 104 mil 840 pesos. En tanto el Programa de Finanzas Transparentes y Eficientes tuvo un aumento de más de 400%, de 48 millones 391 mil 024 pesos a 263 millones 948 mil 032 pesos. Paradójicamente, el principal problema que enfrenta actualmente el exgobernador Mario Anguiano es una denuncia penal y un juicio político que tienen que ver con el mal manejo de las finanzas públicas.

Comentarios