Diputados del PAN frenan 'venta de garaje” de Javier Duarte

jueves, 7 de julio de 2016
XALAPA, Ver. (apro).- En alianza con el PRD, Movimiento Ciudadano y algunos priistas, legisladores del PAN echaron para atrás la intención de Javier Duarte de enajenar a título gratuito diversos inmuebles al Instituto de Pensiones del Estado (IPE), con la posibilidad de administrarlos en una asociación público-privada, lo que posteriormente hubiera devenido en una venta de las propiedades del estado. Desde tribuna, el priista Ricardo Ahued fustigó que el gobernador pretendiera desincorporar del estado el velódromo de Xalapa –inmueble construido para la realización de los Juegos Centroamericanos y del Caribe–, el Museo Interactivo de Xalapa (MIX), el parque ecológico Doña Falla, la Estancia Garnica y El Jaguey, entre otros predios de corte rústico de Veracruz. “No quisiéramos que donde hoy está el MIX, mañana sea un Walmart, que donde está el parque Doña Falla, que tanto queremos los xalapeños –ahí corría mi hijo–, mañana sea una gasolinera… y que otros inmuebles pasen a ser centros comerciales u otras cosas privadas”, reprochó el legislador priista. En tribuna y con la bancada panista, el legislador Julen Rementería también se mostró en contra de detener la enajenación de dichos inmuebles que, expuso, son propiedad de todos los veracruzanos. Ante la presión ejercida por los diputados de oposición, los priistas Adolfo Ramírez Arana y la presidenta de la Comisión de Hacienda del estado Mariela Tovar Lorenzo tuvieron que dar su aval para retirar el punto del orden del día en la Gaceta Legislativa y regresarlo a comisiones. En una coyuntura similar, la enajenación de Casa Veracruz –residencia oficial donde ahora pernocta Javier Duarte– a la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) y a la Comisión Estatal para la Atención y Protección de Periodistas (CEAPP) también tuvo que ser retirado de la Gaceta Legislativa, pues el PRI hizo cálculos previos y no logró completar los 34 votos necesarios para tener la mayoría calificada. “Creo que lo mejor que le puede ocurrir a Veracruz es que no se apruebe este paquete de impunidad. Está quebrando al estado. Los mismos diputados del PRI ya no están de acuerdo, ya están hartos, van a reventar, creo yo… de tanta incontinencia del gobierno de Duarte”. En el paquete de iniciativas de ley que Javier Duarte de Ochoa planea como un “blindaje” de salida, este jueves sólo logró avanzar en tener una nueva convocatoria para recibir propuestas que permitan nombrar al nuevo fiscal anticorrupción, la cual fue aprobada con 25 votos, 15 en contra y dos abstenciones. En el PRI hubo sufragios en contra. Dicho punto de acuerdo, que advirtió que el priista Javier Duarte ya no cuenta con mayoría calificada en el Congreso local, dio pie a que la propuesta del pleno para dar nombramiento a los tres magistrados de la Sala Anticorrupción del Poder Judicial del estado fuera abortada y se aplicara un plan fuga. Sobre las 4 de la tarde, en una sesión ordinaria que debió iniciar a las 11 de la mañana, uno a uno los legisladores del PRI comenzaron a salir hasta reventar el quórum y dejar el Congreso con apenas 24 diputados de 50 posibles. Gustavo Gudiño pretextó ir al baño; Marcela Aguilera atendió corriendo una llamada al celular, con todo y zapatillas de tacón alto; las priistas Ana Belén Fernández, Jacqueline García y Gabriela Arango salieron a la puerta de salida y bajaron a toda prisa las escaleras del Congreso que conducen al estacionamiento. Con el apoyo de policías del IPAX y guardias de seguridad del Congreso local, el presidente de la Junta de Coordinación Política, Juan Nicolás Callejas Arroyo, así como Adolfo Ramírez Arana y Ciro Félix Porras, entre otros, se escondieron en los baños del salón Adalberto Tejada y ahí se mantuvieron hasta que la prensa se retiró. Con la quijada contraída y las pestañas erizadas, la presidenta de la Mesa Directiva, Octavia Ortega Arteaga, de filiación priista, aseguraba con una sonrisa fingida que el PRI está “más unido que nunca” y que los dictámenes e iniciativas de ley elaboradas se “hicieron a conciencia” y pensando en lo mejor para el estado, por lo que fueron “válidas” las diferencias de ideas. Sin embargo, recriminó que los “medios de comunicación” han perdido congruencia y ya no dan los mismos espacios a la bancada del PRI, ni tampoco transmiten los posicionamientos y posturas en tribuna, por lo cual –reiteró– no son “congruentes” con la realidad. Cuauhtémoc Pola, de Movimiento Ciudadano, señaló que hay una incontinencia legislativa con las iniciativas al vapor que envía Duarte, que al no “completar los votos” ha puesto en aprietos a la propia bancada del PRI. “Ellos yo creo que midieron que en la convocatoria para el fiscal anticorrupción les daban los votos para aprobar una nueva selección, pero en el punto siguiente, que era la designación de la terna de magistrados para una sala anticorrupción, ya no completaban la mayoría calificada, los 34 votos, por eso reventaron la sesión”, subrayó.

Comentarios