Denuncia Cuauhtémoc Blanco a los Yáñez por presunto desvío de más de 60 mdp

lunes, 1 de agosto de 2016
CUERNAVACA, Mor. (apro).- El alcalde de este municipio, el exfutbolista Cuauhtémoc Blanco, interpuso una denuncia penal en la Fiscalía General de Justicia en contra del director del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado (Sapac), Alessandro Innocensi Silenzi y sus antiguos aliados, los hermanos Roberto Carlos y Julio César Yáñez Moreno, por el presunto desvío de más de 60 millones de pesos. Guillermo Arroyo, secretario de Asuntos Jurídicos de la administración municipal, explicó que al hacer una revisión a las cuentas del organismo se encontraron una serie de anomalías, mismas que detonaron el pasado 23 de julio, cuando la Comisión Federal de Electricidad (CFE) cortó el servicio en algunas oficinas municipales y pozos de agua potable de la capital, lo que provocó que colonias enteras se quedarán sin agua. El ayuntamiento reconoce un adeudo de 37 millones 653 mil 229 pesos con 72 centavos, más intereses de 7 millones 575 mil 82 pesos con 42 centavos. Las propias autoridades municipales firmaron un convenio con la CFE para liquidar la deuda en 30 pagos mensuales. Sin embargo, al revisar las finanzas del Sapac se encontró que no se hicieron los pagos respectivos, a pesar de que el organismo tenía recursos suficientes para ello. Pero hay más: Arroyo dijo que el Sapac también debe al Seguro Social 6 millones 813 mil 912 pesos de las cuotas patronales, los cuales debieron haber sido cubiertos hace meses. Asimismo, detectó que Innocensi Silenzi cobró diversos servicios, como la instalación de tomas de agua y de medidores, sin reportar los ingresos en caja, algo así como 60 mil pesos. Además, el alcalde pidió a la Fiscalía asegurar 245 aparatos medidores de lectura de consumo de agua potable que fueron encontrados en las instalaciones del Sapac, pero de los cuales no existe nota, factura o documento que compruebe su licitación, por lo que se presume que fueron adquiridos desde fuera del sistema operador. Es claro, dice la demanda, que si existen estos aparatos, otros más han sido instalados sin que ello haya reportado ingresos a la dependencia municipal, más bien se operaba como si se tratara de una transacción entre particulares. Por otra parte, la denuncia contiene los señalamientos de que dos empresas, Consultoría e Ingeniería en Optimización del Agua SA de CV y Gabinete de Cobranza Especializada SA, fueron contratadas “de forma irregular”, sin tomar en cuenta a la junta de gobierno del Sapac, sólo con la autorización del director Innocensi Silenzi, para supuestamente recuperar la enorme cartera vencida del organismo. No obstante, aunque los contratos con estas empresas fueron firmados apenas el pasado 1 de junio, existen facturas que fueron cobradas desde febrero. No es todo, además los montos cobrados, supuestamente por los porcentajes acordados por la recuperación de la cartera vencida, nunca fueron convenidos ni autorizados por la junta de gobierno. También se acusa a las empresas de realizar actividades para las cuales no fueron contratadas, incluyendo el corte del suministro de agua potable a viviendas o instalación de medidores. Incluso, una de las empresas envió cartas de requerimiento de pagos a ciudadanos morosos utilizando los logotipos del ayuntamiento de Cuernavaca y del propio Sapac sin que tuviera autorización, lo que constituye un fraude y otros delitos. Lo más grave, según la denuncia, es que el personal del sistema operador municipal argumentó que todo esto fue permitido porque “sabía que las dos empresas pertenecían a los Yáñez”, comentó Guillermo Arroyo, es decir, al actual diputado local del Partido Social Demócrata (PSD), Julio César Yáñez Moreno, y a su hermano, el exsecretario del ayuntamiento Roberto Carlos. Estos dos personajes fueron los aliados políticos más importantes de Blanco Bravo. De hecho, fue con el registro del PSD que el exseleccionado nacional compitió en la elección del 5 de junio de 2015, misma que a la postre ganó por amplio margen. No obstante, el mes pasado, luego del primer semestre de gobierno, rompieron y el alcalde anunció primero la salida de Roberto Carlos Yáñez de la secretaría municipal, y luego la renuncia de Blanco Bravo al propio PSD. Por ello, el alcalde pide en su denuncia: “Ante las serias anomalías encontradas, estimo que pudiesen constituirse una serie de delitos cometidos por servidores públicos y personas externas coludidos, en agravio de la comuna capitalina, razón por la cual solicito se designe perito contable auditor a efecto de que se realice una auditoría a profundidad a las finanzas del Sapac y se determine a cuánto asciende el posible detrimento patrimonial”. Más aún: “En efecto, si los hermanos Julio y Roberto Carlos Yáñez Moreno se han coludido con el director del Sapac, Alessandro Innocensi Silenzi, y otros servidores públicos, así como con particulares, con independencia de los delitos que pudieran surgir en los individual (sic), sin duda que nos encontramos ante la posible consumación de una asociación delictuosa”.

Comentarios