Duarte denuncia a Yunes Linares por enriquecimiento ilícito; 'es un ratero”, dice

lunes, 1 de agosto de 2016
XALAPA, Ver. (apro).- El gobernador saliente, Javier Duarte de Ochoa, presentó ante la Fiscalía General del estado (FGE) una denuncia penal en contra quien lo sucederá en el cargo, el expriista Miguel Ángel Yunes Linares, por el presunto delito de “enriquecimiento ilícito”. Como pruebas, el priista presentó un listado de 16 propiedades que están a nombre de Yunes Linares, con un valor catastral inicial de 50 millones de pesos. En la lista entregada a la FGE, a la que Apro tuvo acceso, destacan casas, predios y departamentos en los municipios de Coatepec, Emiliano Zapata, Xalapa, Alvarado, Minatitlán y Boca del Río, todos escriturados a nombre de Yunes Linares y familia en las notarías 11, 6, 8, 29, 10, 19 y 14. De acuerdo con la denuncia, Yunes Linares tiene en Coatepec cuatro predios con el nombre “La Encrucijada” y uno más, Tepetates, en La Estanzuela, además de un lote en el club de golf Villa Rica, zona residencial; un predio rústico en la zona campestre de Zoncuantla; una casa-habitación en la colonia Petrolera de Minatitlán; dos lotes en el fraccionamiento Costa Verde de Boca del Río; un departamento en el fraccionamiento en Costa de Oro, y uno más en el fraccionamiento Rincón de El Conchal. En la denuncia de hechos, Duarte de Ochoa también solicitó a la Fiscalía Especializada en Delitos Cometidos por Servidores Públicos que investigue diversas inmobiliarias y una gasolinera propiedad de Yunes Linares, pues –atajó– es inadmisible que el gobernador electo tenga tantas propiedades y negocios, dado que su salario de servidor público no le permitiría tener tantos activos. “El único negocio que Yunes Linares tuvo antes de ser servidor público era un local en el mercado de Soledad de Doblado –ciudad natal del gobernador electo–, donde vendía escobas”. En entrevista con la prensa, luego de varios meses de abstenerse de hablar con los medios, Duarte enfocó sus baterías en contra de quien lo sucederá en el cargo: “El señor Miguel Ángel Yunes es un ratero… Es un delincuente que se la pasa haciendo acusaciones sin sustento; es como el tlacuache, que se hace el muerto para que no lo maten”. El priista aseguró que todas las propiedades del ahora panista hacen una superficie total de 50 mil metros cuadrados en distintos municipios de Veracruz, en los mejores y más costosos lugares. “Son escrituras a nombre de él, de su familia, de empresas que están a nombre de él, un patrimonio desmedido. Tenemos conocimiento de otras propiedades en distintos puntos del país y del extranjero que próximamente daré a conocer”, advirtió. Para ir a la FGE Duarte se hizo acompañar de diputados federales y locales, así como de la mayoría de sus secretarios del gabinete legal y ampliado, y de algunos presidentes municipales afines a su gobierno. Uno de ellos, el legislador federal Jorge Carvallo soltó: “Le recomendaríamos al gobernador electo Yunes Linares que ponga sus garras a remojar… porque el que a hierro mata, a hierro muere”. A su vez, Duarte negó que el proceso de expulsión que le ha iniciado su propio partido, el PRI, le afecte en materia de gobernabilidad. Incluso señaló que su presunta salida antes que concluya su sexenio sólo son “rumores”, pues aún le quedan 120 días como mandatario constitucional de Veracruz. Admitió que varios exservidores públicos, entre ellos Gabriel de Antes, Carlos Aguirre, Salvador Manzur y Tomas Ruiz González, este último exdirector nacional del partido Nueva Alianza, acudieron ante la justicia federal para tramitar un amparo con el fin de evitar su detención. “Están en todo su derecho”, apuntó. Y dijo que sólo metería “las manos al fuego” por él, por su familia y por amigos que le han demostrado su respaldo. Al otro extremo de la ciudad, el gobernador electo Miguel Ángel Yunes Linares presentó su Comité Rector del Plan Veracruzano de Desarrollo 2016-2018, y ahí fustigó que hoy Veracruz “padece serias calamidades” por culpa de Javier Duarte, quien –sostuvo– “violó sistemáticamente” la división de poderes y la autonomía de los municipios. “Veracruz ha tocado fondo porque la sociedad fue abandonada por un caciquismo político que no le importó la violación a los derechos humanos… Es urgente y necesario restaurar la libertad y el progreso de esta entidad”, expuso. Yunes Linares aseguró que esas acusaciones “tienen el mismo sustento” que la declaración de bienes que organismos civiles nacionales le rechazaron al priista la semana pasada. En comentarios transcritos por sus voceros, el gobernador electo expuso: “Duarte no podrá impedir el cambio, ni evadir la acción de la justicia”. Luego aludió a la reciente declaración del priista, en el sentido de que “la verdad lo haría libre”. “La verdad os hará presos”, remató. La rivalidad personal entre Yunes Linares y Javier Duarte ha hecho que ambos interpongan sendas denuncias por peculado, enriquecimiento ilícito, empresas fantasma y de prestanombres, así como de propiedades obtenidas con recursos mal habidos. Esta es la primera vez que a título personal Duarte presenta una denuncia contra Yunes Linares. En otras ocasiones se ha valido de sus diputados federales y locales afines. Por su parte, Yunes Linares ha demando al gobernador Duarte y a sus cercanos colaboradores en cuatro ocasiones.

Comentarios