Niega Astudillo que "lavador" de los Beltrán Leyva financiara su campaña

viernes, 5 de agosto de 2016
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- El gobernador Héctor Astudillo Flores rechazó que el empresario Joaquín Alonso Piedra, acusado de lavar dinero para el cártel de los Beltrán Leyva en el puerto de Acapulco, hubiera financiado su campaña. Incluso el mandatario se deslindó del presunto operador financiero del grupo criminal y de su hijo David Iván Alonso Bustamante, ambos detenidos la semana pasada por agentes federales. El segundo, liberado sin explicación alguna, se desempeña actualmente como coordinador de vinculación empresarial de la Fundación Colosio en Guerrero, que preside el notario y presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Robespierre Robles Hurtado. "Por supuesto, el gobernador es el primer interesado en que se cumpla con la ley con aquellos que cometen un delito", expresó el gobernador sobre Alonso Piedra, cuyo hijo promovió el voto a favor de Astudillo en la pasada campaña electoral. El priista declaró lo anterior al término de una reunión que tuvo con 23 de los 26 alcaldes del PRD, realizada esta tarde en la residencia oficial Casa Guerrero, donde el grupo se tomó la foto para enviar un mensaje de unidad, luego de la confrontación que se originó por la ejecución del presidente municipal de Pungarabato, Ambrosio Soto Duarte. En su edición 2074 de esta semana, la revista Proceso publicó un reportaje titulado “Guerrero en llamas y el gobernador sin control”, donde da cuenta de los presuntos vínculos de Héctor Astudillo y el presidente del TSJ, Robespierre Robles Hurtado, con el empresario porteño Joaquín Alonso Piedra, señalado como operador financiero del cártel de los Beltrán Leyva en Acapulco. Apro dio a conocer que el pasado 28 de julio, en la operación donde fue capturado Alonso Piedra, la policía también detuvo a su hijo menor, pero las autoridades decidieron no informar públicamente el hecho. A Astudillo se le preguntó directamente si el presunto operador de la organización criminal –a quien además se vincula con el empresario Tony Rullan– le había inyectado recursos a su campaña para gobernador, y respondió: "no es verdad". Pero la red del presunto lavador abarca no sólo la esfera priista, sino también a integrantes del PRD, dado que su sobrino José Alberto Alonso Gutiérrez, El Güero, funge como director de Saneamiento Básico de la administración del alcalde perredista de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre, según reportes oficiales. Alonso Gutiérrez se desempeña en el mismo cargo desde la pasada administración municipal que encabezó el empresario gasolinero y líder de Movimiento Ciudadano en Guerrero, Luis Walton Aburto. Ante este hecho que exhibe la colusión de la clase política con el crimen organizado, las autoridades de los tres niveles de gobierno han guardado silencio, mientras el representante del Poder Judicial en Guerrero, Robespierre Robles, se mantiene “escondido” y ha evitado hablar de su relación con el hijo del empresario porteño. El encuentro con alcaldes perredistas Los alcaldes del PRD, que se reunieron en privado con el gobernador Héctor Astudillo y secretarios de despacho, anunciaron públicamente que "a pesar de sus diferencias políticas" van a trabajar de manera conjunta en temas de seguridad, obras públicas y el diseño del presupuesto para el próximo año. El encuentro se dio luego de una semana de confrontación verbal entre ambas partes, tras la ejecución del alcalde perredista de Pungarabato, Ambrosio Soto Duarte. Al respecto, Evodio Velázquez exigió modificar la estrategia de seguridad, dado que los operativos policiaco-militares para tratar de revertir los efectos de la narcoviolencia, dijo, simplemente no funcionan. En respuesta, el secretario de Gobierno, Florencio Salazar Adame, calificó de omiso e irresponsable al alcalde perredista de Acapulco, luego de subrayar que no ha depurado la policía municipal, y responsabilizó a las pasadas administraciones estatales de la ola de violencia y el desvío de recursos públicos. Los desencuentros quedaron en el pasado. En un ambiente de fraternidad y camaradería, 23 de los 26 alcaldes del PRD se reunieron con el gobernador Astudillo y acordaron limar asperezas a cambio de analizar los proyectos de  obra pública de los municipios perredistas.

Comentarios