Denuncian desabasto de gasolina en 12 municipios de Michoacán

martes, 13 de septiembre de 2016
MORELIA, Mich. (apro).- Al menos en 12 municipios de la entidad hay desabasto de gasolina y diesel, aseguraron empresarios del ramo, quienes pidieron la intervención del gobernador Silvano Aureoles para solucionar ese problema. Ayer, el secretario de Gobierno Adrián López Solís negó que hubiera escasez del combustible pero los empresarios afirmaron que en más de 600 gasolineras foráneas las bombas están secas debido a que Petróleos Mexicanos (Pemex) cerró las válvulas y sólo surte “lo necesario”, luego de descubrir tomas clandestinas en el gasoducto Salamanca-Lázaro Cárdenas, en el tramo que va de Tarímbaro a esta capital. Otras fuentes reportaron que los empresarios de la gasolina constantemente sufren robos de pipas y, por tanto, éstas no llegan a su destino, lo que provoca el desabasto. Entre los municipios donde ha escaseado la gasolina destacan: Huetamo, Carácuaro, Tacámbaro, Villa Madero, Acuitzio, Tiquicheo, Maravatío, Ciudad Hidalgo, Zamora, Uruapan, Pátzcuaro y Zitácuaro, así como las comunidades Paso de Núñez, Tiripetío y Tafetán. De acuerdo con Jorge Velázquez Albor, representante de la estación 81-88 de Villa Madero, localizada a 40 kilómetros de esta ciudad, los dueños de las gasolineras en la entidad “están preocupados porque no pueden surtir el combustible a los ayuntamientos y a las corporaciones de seguridad pública, y Pemex no nos da una respuesta ni nos dice qué vamos a hacer. Nos están mandando a cargar a los puestos de Manzanillo y Lázaro Cárdenas”, apuntó. Añadió: “Esto afecta a los gasolineros, ya que las unidades tardan hasta cuatro días en cargar combustible y tienen un costo muy elevado”. Por su parte, Leopoldo Ortiz Pérez, de la estación 69-3, señaló que “están parando la economía de Michoacán, porque en gran parte de los municipios ya no hay producto. Desde hace cuatro días estamos esperando la Premium. No queremos que cierren nuestras empresas y quitarle el empleo a tanta gente que depende de nosotros”, expresó. Según los empresarios, el desabasto es una estrategia del gobierno para darle apertura a las gasolineras extranjeras. “Es una forma eficiente de presionar a los pequeños gasolineros, es hacerlos quebrar, por los costos y el riesgo en las carreteras hacia Manzanillo, Creemos que es una estrategia deliberada para quebrarnos. En estas fechas que estamos celebrando la Independencia de México, más bien estaremos celebrando la dependencia”, exclamó José Roberto Villegas Hernández.

Comentarios