'Lo que Durango ha construido no lo voy a destruir”, dice Rosas Aispuro al tomar posesión

jueves, 15 de septiembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El panista José Rosas Aispuro Torres tomó hoy posesión como gobernador de Durango, en sustitución del priista Jorge Herrera Caldera, con lo que cortó una racha de 88 años ininterrumpidos de gobiernos del PRI. En la velaria de la Feria de Durango, ante unas 17 mil invitados, entre ellos el expresidente Felipe Calderón y su esposa Margarita Zavala, el nuevo mandatario anunció que su administración se regirá bajo cuatro ejes: --Transparencia y rendición de cuentas. "Un gobierno cercano a los duranguenses con transparencia, comprometido con la rendición de cuentas y correcta aplicación de recursos públicos". --Gobierno con sentido humano y social. La prioridad será el combate a la pobreza y la desigualdad “que ese es el verdadero cáncer de Durango”. --Estado de Derecho. “Seremos un gobierno que actuará siempre en el marco de la legalidad; los primeros en cumplir la ley serán sus representantes. En Durango no hay más caminos que el traslado por la ley. Rescataremos el valor de las instituciones y responderán a cada ciudadano”. --Desarrollo con equidad. “Permitirá el bienestar de las personas, familias impulso de las empresas y a todas la regiones del estado. Tendremos que hacer más y mejor con menos”. Asimismo, se comprometió a emitir un decreto de austeridad para eliminar los gastos innecesarios de las dependencias del gobierno y anticipó que no habrá cacería de brujas, pero sí acciones contundentes contra aquellos servidores que traicionen la confianza. “Ahora como gobernador seré el más respetuoso de la ley, pero también seré quien la haga cumplir de manera puntual”, dijo. En medio de un coro de voces que decían “'¡sí se pudo!", Aispuro recibió de manos de Herrera Caldera la Constitución del estado. Luego de cumplir con el protocolo, el ahora exgobernador priista se retiró en medio de una sonora rechifla. "Lo que los duranguenses durante diferentes épocas han construido y lo que ustedes han construido no lo voy a destruir, para seguir construyendo el Durango que todos y todas queremos", dijo. A partir de ahora, añadió, se comenzará transformar la entidad que se ha construido con el esfuerzo de muchas generaciones. "Asumo la responsabilidad de dirigir el destino de este gran estado, hacerlo crecer y posicionarlo como se merece", prometió. En la lluvia de compromisos, el funcionario se dijo que hará realidad la escuela de Cinematografía. Será, sostuvo, una realidad para la capital ya que “Durango es la tierra del cine”. “No los voy a dejar solos, como gobernador estaré cerca siempre de ustedes”, dijo el mandatario a los indígenas del estado.