Abuchean a César Duarte y Graco Ramírez en ceremonias del Grito

viernes, 16 de septiembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los gobernadores de Chihuahua y Morelos, César Duarte Jáquez y Graco Ramírez no la pasaron nada bien durante la ceremonia del Grito de Independencia. En el caso de Duarte Jáquez, los chihuahuenses lo desairaron, lo abuchearon y le gritaron “ratero” y que regresara el dinero que se había embolsado. A diferencia de años anteriores, la explanada principal lució semivacía, apenas asistieron 15 mil, 75 mil menos que las que solían asistir al Grito. La última ceremonia de los festejos patrios que presidió Duarte estuvo precedida por un impresionante dispositivo de seguridad. El palacio de Gobierno y los edificios aledaños estuvieron resguardados por agentes estatales, de la Fiscalía General, del Ejército y hasta antimotines. En las azoteas también se vieron francotiradores. Pasada la medianoche, apareció un grupo de jóvenes con vestimenta chola que se acomodaron de manera intimidatoria entre el público. Tocaron cornetas tricolores y se cambiaron de lugar más de una vez. Posteriormente, se concentraron abajo del balcón principal y, alentados por un excandidato priista, intentaron lanzar porras a Duarte, pero los abucheos fueron más fuertes. Media hora antes de que saliera el gobernador al mega balcón que él mandó construir el primer año de su gobierno, las explanadas ubicadas frente al Palacio de gobierno, se poblaron un poco más. Cuando Duarte salió al balcón para dar el Grito, un coro de voces lo abucheó. En medio de la sonora silbatina evocó a los héroes sin obtener respuesta. Desde la plaza sólo se escucharon gritos: "ulero", "ratero", "regresa lo que te robaste", "marrano". Repudian a Graco En el estado de Morelos, el gobernador perredista Graco Ramírez vivió una situación similar, pese al operativo de seguridad. Apenas salió al balcón, las 3 mil personas que se encontraban en la recién remodelada Plaza de Armas le silbaron a todo pulmón. Uno de los asistentes no se contuvo y le mentó la madre. Luego de cumplir con el protocolo, regresaron los gritos: “cu-leeee-ro, cu-leee-ro”. Por primera vez, los reporteros fueron excluidos de la ceremonia del Grito de Independencia. Sólo pudieron cubrirlo los equipos de comunicación social del gobierno y del Instituto Morelense de Radio y Televisión, que dirige la exesposa de Graco, Olga Durón. La ceremonia tuvo un costo de más de cinco millones de pesos, según el oficio SH/1585-2/2016 de fecha 30 de agosto de 2016, firmado por la secretaria de Hacienda Adriana Flores Garza y dirigido a Paola Gadsden de la Peza, jefa de la Oficina de la Gubernatura del Estado. En el documento, al que tuvo acceso el reportero, se establece que “se autoriza la siguiente adecuación presupuestaria por la cantidad de $5. 250,000.00 (Cinco millones doscientos cincuenta mil pesos 00/100 M.N.)” para los festejos. Por separado, el Frente Amplio Morelense, que agrupa a organizaciones sociales de Morelos que demandan la salida de Graco Ramírez, su enjuiciamiento y la designación de un gobierno de reconciliación, reunieron a mil 500 personas en la glorieta del monumento a Benito Juárez, a unas seis cuadras del zócalo capitalino, para conmemorar el “Grito de los Libres y Excluidos”. Acompañados de pancartas con las demandas del Frente y con el clamor de guerra, “Fuera Graco”, Saúl Roque Morales, de la Asamblea Permanente de Pueblos de Morelos (APPM), así como la artesana mazahua Berenice, hicieron un recuento de los agravios del gobierno de Graco Ramírez y del Ejecutivo federal, encabezado por Enrique Peña Nieto. A los pies de la estatua de Benito Juárez, Roque Morales fue el encargado de la arenga: “Vivan los héroes que nos dieron Patria. Viva Hidalgo, Vida Morelos, Viva Josefa Ortiz de Domínguez. Viva Benito Juárez que hoy nos acompaña. Vivan también Zapata y (Rubén) Jaramillo”. Y luego cerró con el grito de guerra del Frente: “Fuera Graco”. Luego vino el mariachi, en lo que se convirtió en una verbena popular. (Con información de Patricia Mayorga y Jaime Luis Brito)

Comentarios