Vence "autoplazo" para bajar violencia en Colima y... el procurador 'se queda”: Peralta

viernes, 16 de septiembre de 2016
COLIMA, Col. (apro).- A punto de cumplirse el plazo de seis meses que se autoimpuso el procurador de Justicia, Felipe de Jesús Muñoz Vázquez, para disminuir el clima de violencia o renunciar al puesto, se multiplican las voces que piden su destitución por no haber cumplido el objetivo, pero el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez advirtió que el funcionario continuará en el cargo. En una reunión con diputados locales realizada días después de su nombramiento, el pasado 18 de marzo, Muñoz Vázquez se comprometió a bajar los indicadores y la percepción de la inseguridad y la violencia en un periodo de seis meses, de lo contrario dejaría el puesto. Sin embargo, a lo largo de este tiempo Colima se ha mantenido en el primer lugar nacional en la tasa de homicidios dolosos, y la percepción de la inseguridad, en lugar de disminuir, creció en el segundo trimestre de 60 a 73% en la ciudad de Colima, según cifras del Instituto Nacional de estadística y Geografía (Inegi). Ante esta realidad y la incidencia de otros delitos, a finales de agosto la diputada panista Martha Leticia Sosa Govea presentó ante el pleno una propuesta de punto de acuerdo para pedir al gobernador la destitución del procurador, pero ésta fue rechazada por la fracción del PRI y sus aliados en la legislatura. En entrevista, la legisladora insistió en que ante los deficientes resultados, el procurador debe ser removido de su puesto, aunque “quizá primero deba ser escuchado, que se le invite para que conozcamos de su propia voz qué ha hecho durante estos seis meses que se fijó de plazo para dar resultados”. Expuso: “Nosotros no vemos los resultados, no sentimos la percepción en la ciudadanía, seguimos con altos índices de homicidios dolosos, y si bien a él le corresponde la procuración e impartición de justicia, no la seguridad pública, observamos que a pesar de que se descubren fosas clandestinas, se encuentran cadáveres, no se ha encontrado a los culpables”. Sosa Govea indicó que la persecución de los delitos en Colima no ha sido lo suficientemente efectiva para que por fin estén tras las rejas quienes atentan contra la seguridad de los colimenses. Respecto de los casos de alto impacto, como el atentado contra el exgobernador Fernando Moreno Peña, el asesinato de un conductor de transporte urbano en el contexto electoral y la ejecución del delegado de la Sedatu, Jaime Ernesto Vázquez Montes, recordó que no hay resultados de las investigaciones. “Son importantísimos porque incluso, y no quiero ser alarmista, podría interpretarse como una agresión contra el propio gobierno de Colima, entonces me preocupa esto y seguiremos insistiendo, no podemos callarnos, cuando menos ese derecho tenemos como diputados”. Subrayó que existe ya una solicitud por parte del diputado Luis Humberto Ladino Ochoa, coordinador de la bancada panista, para que el Congreso invite al procurador a dialogar, por lo que esperan que esto ocurra durante el mes de septiembre y, si no es así, durante octubre insistirán en su demanda. El pasado martes 13, cuando fue cuestionado sobre la suerte del procurador, el gobernador Peralta Sánchez sostuvo que Felipe de Jesús Muñoz ha hecho un buen trabajo: “La decisión de si el procurador se va o se queda no es de él, es mía, y el procurador se queda en su lugar, está haciendo un buen trabajo y le vamos a continuar exigiendo resultados”. Al respecto, la diputada Martha Sosa señaló: “Nuestra postura seguirá siendo la misma, y ya sabemos que es facultad de él, nadie se lo discute, pero también nosotros como integrantes del Poder Legislativo estamos obligados a señalar lo que nos dice la ciudadanía, lo que vemos en las redes, lo que escuchamos en los noticieros, cómo la delincuencia está aterrorizando a los habitantes del estado; él sabrá si lo toma en cuenta o no, pero que no diga que no hay un Poder Legislativo que busca hacer una llamada de atención para que él reflexione, analice y tome la decisión que corresponda”. Por su parte, la delegada estatal del PRD, Martha Zepeda del Toro, indicó que el procurador no ha dado resultados ni cumplió su compromiso de que en seis meses mejoraría en Colima la situación en materia de inseguridad y violencia. Sin embargo, dijo que más allá del debate sobre si debe renunciar al puesto, lo que debe hacer el gobernador José Ignacio Peralta es removerlo del cargo para nombrar a un nuevo fiscal general de la entidad, como lo establece la ley. A su vez, el presidente estatal de Morena, Sergio Jiménez Bojado, afirmó que la permanencia del procurador de justicia en el puesto tendría que someterse a una consulta ciudadana, y a partir de los resultados el gobernador tendría que tomar la decisión. Consideró que la postura asumida por Peralta no es adecuada en un tema como la seguridad y la permanencia del procurador, por lo que le hizo un llamado a que reconsidere su decisión y someta a consulta la permanencia de los funcionarios encargados de la seguridad.

Comentarios