Denuncian abuso sexual contra dos niñas en un kínder de Morelia

martes, 20 de septiembre de 2016
MORELIA, Mich. (apro).- Gracias a las presiones que ejercieron los padres de familia del jardín de niños “Víctor Hugo”, ubicado en la colonia Puerto de Buenavista, en la salida de esta ciudad hacia Mil Cumbres, la directora Alicia Hernández renunció a su cargo. El caso del presunto abuso sexual contra dos niñas de esa escuela se dio a conocer a través de las redes sociales tras ser publicado en la página de Facebook de Guillermo Valencia, exalcalde de Tepalcatec, en un video de ocho minutos con siete segundos, en el que denuncia: “Estoy en una colonia que hoy se encuentra conmocionada y están aquí todos los vecinos, están en su totalidad, y padres de familia sobre todo, del jardín de niños ‘Víctor Hugo’, les agradezco por hacerme la invitación de apoyarles”. Ante el conflicto que se registró en ese preescolar, los padres de familia tomaron el plantel y exigieron a la Secretaría de Educación Pública del estado (SEE) que atendiera la denuncia. El expresidente municipal de Tepalcatepec acusó en su blog: “Hay un problema que se suscitó hace ocho días, hoy lunes se cumplieron ocho días de que se dio una lamentable situación que nos debe alarmar a todos, sobre todo a quienes somos padres de familia, a quienes somos hermanos, a quienes respetamos a la sociedad porque no podemos permitir que esas situaciones sucedan, porque si no ponemos un alto, van a seguir y van a ser en perjuicio de nuestras familias. “Lo más lamentable es que las autoridades de dicho plantel, los maestros, la directora, en lugar de tratar de resolver la situación y se dé con los responsables, parece que son cómplices, donde incluso se llegó a firmar un convenio a todas luces abusivo con los papás”. Luego de lo anterior, los padres de familia hicieron una reunión en el plantel y, tras presionar a la directora, ésta decidió renunciar a su cargo. La determinación, justificó Alicia Hernández, debido a que consideró que no existen las condiciones necesarias para continuar laborando en el espacio educativo. La exigencia de los padres de familia se dio después de que se denunciaran dos casos de presunto abuso sexual contra dos pequeñas estudiantes de este plantel por parte de un joven menor de edad, quien se encontraba como practicante, según aseguraron. De acuerdo con la supervisora de esta zona escolar, María de Lourdes Molina Servín, hubo un encuentro con representantes de los padres de familia en donde atendieron un pliego petitorio de los inconformes. Esta serie de peticiones se centraron en investigar al personal que labora en el kínder, realizarles un examen psicológico a los docentes y a todos los infantes para descartar más casos de abuso. El caso también fue abordado por el titular de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, Víctor Manuel Serrato Lozano, por lo que se abrió una queja de oficio (MOR/561/16), que ya atiende la Visitaduría Regional de Morelia, por la transgresión al derecho a contar con instalaciones que cumplan con las condiciones de seguridad para desarrollar el proceso educativo. Por parte del ombudsman se informó que ya se solicitó el informe a la autoridad educativa correspondiente sobre los hechos motivo de la queja. Y esta mañana acudió personal médico, psicológico y jurídico del organismo para iniciar las primeras diligencias.

Comentarios