Vinculan a nuevo proceso penal a exfuncionarios presos en Campeche

martes, 20 de septiembre de 2016
CAMPECHE, Camp. (apro).- El exsecretario y el exadministrador de Salud, Alfonso Cobos Toledo y Miguel Ángel Duarte Reyes, quedaron vinculados a un nuevo proceso penal, ahora por los delitos de uso indebido de atribuciones y funciones, peculado y ejercicio indebido del servicio público por un presunto desfalco de 12.5 millones de pesos. En el cierre de la audiencia de vinculación a proceso, los dos exfuncionarios se quejaron ante el juez primero de Control, Pedro Brito Pérez, “del acoso de los medios de comunicación”, pues en la cobertura de su caso se han expuesto sus nombres y fotografías de archivo, así como imágenes de sus esposas e hijos saliendo del juzgado o de la prisión. Ambos argumentaron que esa situación constituye una violación a sus derechos humanos y a su presunción de inocencia, por lo que el juzgador instruyó al MP a recibirles su queja, investigar qué medios los exhibieron y mandar a llamar a los responsables. En la misma audiencia, Brito Pérez los vinculó a proceso y les dictó prisión cautelar por ocho meses, al tiempo que fijó al MP un plazo de cuatro meses, y no los seis que solicitaba, para terminar la investigación complementaria. Desde mayo pasado, Cobos y Duarte permanecen presos de manera cautelar en el Centro de Readaptación Social de San Francisco Kobén, en este municipio capital, y con la nueva resolución judicial así permanecerán hasta el mismo mes del año próximo. Ellos fueron detenidos en mayo y vinculados a un primer proceso penal por los delitos de uso indebido de atribuciones y facultades y ejercicio indebido de servicio público en pandilla por el desvío de 600 millones de pesos que retuvieron a los trabajadores de Salud por concepto de ISR. En lugar de reportar ese dinero al Sistema de Administración Tributaria (SAT), lo usaron para pagar nóminas y cubrir otros gastos de la dependencia. El inicio de ese juicio se programó para el 14 de noviembre próximo. Cuando estaba por resolverse el amparo contra la prisión cautelar que por ese caso solicitaron ante un juez de distrito y que al parecer venía a su favor, el MP los sorprendió con una nueva imputación, un nuevo proceso por el que se les dictó una nueva medida de prisión cautelar por ocho meses. El nuevo expediente, 23/16-17 es un presunto desfalco de 12 millones 436 mil 242 pesos con 17 centavos provenientes de diferentes programas federales correspondientes a los ejercicios fiscales 2013, 2014 y parte de 2015 y que en conjunto rebasan los 129 millones. Según expuso la parte acusadora, en una auditoría externa que se solicitó en el proceso entrega recepción de la dependencia, al inicio de la presente administración estatal, de esos 129 millones que recibió el estado se encontró un desvío de recursos por 51 millones 230 mil 213 pesos con 12 centavos. De ese monto se reintegró una parte, quedando al aire 12 millones 436 mil 242 pesos con 17 centavos. Del programa federal Fondo para la Infraestructura y Equipamiento para Personas Vulnerables, Niños, Niñas, Adolescentes y Adultos Mayores del 2013, hay un faltante de un millón 873 mil 841 pesos con 47 centavos de los 11 millones 317 mil 819 pesos con 46 centavos. Del programa de Fortalecimiento de la Salud 2013, presuntamente fueron desviados 20 millones 431 mil 46 pesos con 12 centavos de un monto total de 68 millones 147 mil 227 pesos que recibió el estado. Del programa Apoyo para Fortalecer la Calidad de los Servicios de Salud 2014 hay un faltante de 28 millones 925 mil 321 pesos con 33 centavos de los 49 millones 714 mil 192 pesos recibidos. Según la acusación, ese dinero se transfirió para pagos a personas físicas que no estaban dentro de los convenios de la dependencia. De los 38 millones 793 mil 970 pesos con 75 centavos devueltos se detalló que en el caso del Fondo para la Infraestructura y Equipamiento para Personas Vulnerables, Niños, Niñas, Adolescentes y Adultos Mayores 2013, se reintegraron cuatro mil 642 pesos con 20 centavos. Del programa para el Fortalecimiento de la Salud 2013, 16 millones 19 mil 342 pesos con 41 centavos, y en el de Apoyo para Fortalecer la Calidad de los Servicios de Salud 2014, 22 millones 769 mil 982 pesos con 14 centavos. La Fiscalía argumentó que la actual administración de Salud solicitó un préstamo de 30 millones de pesos al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado de Campeche con los que cubrió el faltante de 12 millones 436 mil 242 pesos con 17 centavos. No dijo en qué se usó el resto. La defensa de los ahora procesados alegó que por tratarse de recursos federales correspondía a la Auditoría Superior de la Federación ASF) revisarlos y, en su caso, iniciar el procedimiento administrativo y, en caso de encontrar algún delito, proceder penalmente, y no al gobierno del estado.

Comentarios