César Duarte niega pacto para pagar deuda privada con recursos del erario

miércoles, 21 de septiembre de 2016
CHIHUAHUA, Chih. (apro).- El gobernador César Duarte Jáquez anunció hoy que demandará al empresario español Ángel Cano Martínez por intento de extorsión, luego de que éste lo acusara de pretender pagar una deuda privada con recursos del erario. En un comunicado difundido a través de WhatsApp, el mandatario adujo que el presidente de ACM Invernaderos busca armar un escándalo y lucrar, aparte de que enfrenta 50 denuncias por presunta extorsión. “Nunca tuve una negociación privada con Ángel Cano, no existe adeudo con él”, se desmarcó Duarte. Enseguida aclaró que en el sexenio de Patricio Martínez (1998-2004) se tuvo un adeudo con ACM Invernaderos por unos terrenos en la región de Cuauhtémoc, donde se iba a desarrollar un proyecto, pero que luego de un litigio que el gobierno perdió debieron indemnizar al empresario español con 300 mil dólares. César Duarte insistió en que no hubo pacto por alguna deuda personal con el empresario ni con la empresa que representa, aunque reconoció que años antes Ángel Cano hizo negocios con su compadre Olegario Guzmán Orquiz. En el mensaje, Duarte Jáquez recuerda que Guzmán Orquiz falleció y que aun así Cano Martínez contactó “a la viuda” Alma Dalila Martínez Correjudo, para intentar cobrar una deuda que, asegura, no existe. Esta mañana Cano Martínez denunció en el programa de Carlos Loret de Mola que el gobernador intentó pagarle una deuda con recursos del erario. A pesar de que existen audios y constancias documentales, el gobernador aseguró que no existe un embargo ordenado en Murcia, España, “pero además ya es tiempo suficiente para que hubiera llegado por un juzgado de distrito a notificarnos el hecho, si existiese un adeudo (...) No hay ningún registro en el Registro Público de la Propiedad, ningún embargo, no existe en ningún juzgado de Murcia, son falsos esos documentos que él presentó”. Por eso Duarte dice que se trata de un intento de extorsión, que quiso consumarse en un momento político muy adecuado. “Lo que sí nos dijeron en Murcia, es que ese señor (Ángel Cano), tiene más de 50 demandas en su contra, porque es precisamente una persona que se dedica al fraude y la extorsión”. En la entrevista con Loret de Mola, Ángel Cano dio a conocer dos audios en los que César Duarte se refiere a ambas deudas y cómo intentó pagar una deuda privada con recursos públicos y con el apoyo del secretario de Gobierno, Mario Trevizo Salazar, y del actual diputado federal Carlos Gerardo Hermosillo Arteaga. El empresario español también anunció que denunciará a Duarte penalmente ante la Procuraduría General de la República (PGR), porque hay una deuda de 4 millones de dólares. “La deuda y el embargo son reales, intentó pagar 4 millones de dólares, los cuales ha querido pagarnos con dinero público del gobierno, donde han intervenido instituciones del más alto nivel político, personas del estado de Chihuahua”, dijo Ángel Cano. El auto de embargo indica que Duarte cuenta con inversiones de banco, compañías forestales, 15 cuentas bancarias, 37 propiedades en los municipios de Parral, Balleza y Juárez y casas de cambio. La deuda pública que existía era de 2004, coincidió con Duarte, y explicó que hubo un acuerdo para pagar un millón 125 mil dólares, pero que sólo le hicieron un primer pago de 150 mil dólares. En 2015, prosiguió, renegociaron la deuda, pero no cubrieron la cantidad, y el pasado 10 de mayo Cano Martínez acudió a la casa de gobierno en Chihuahua: “Mi gran sorpresa es que en la reunión había personas del más alto nivel político de Chihuahua, en un asunto personal, que es del gobernador, estaba el secretario de Gobierno estaba ahí presente”. En noviembre de 2013, detalló, se reunió dos veces en un hotel de Beijing, China, a donde Duarte viajó con el presidente Enrique Peña Nieto, a una gira de trabajo. En el encuentro, el gobernador chihuahuense le dijo a Cano: “Mira, hazme varias propuestas de inversiones en Chihuahua y compensamos una cosa por la otra”, se escucha en uno de los audios. El empresario le dice que existen dos deudas de una administración anterior de gobierno y otra personal de Duarte, por la compra de cuatro invernaderos a nombre de Industrial Parral Forestal. “Hazme una propuesta en los dos sentidos: una, qué necesitas para que fuera un tema que te trajera invertir y echarlo a volar, concluirlo o qué planteamiento sería el finiquitar el asunto, salgo el miércoles, regreso y el viernes ya me voy”, le dice Duarte. En otro momento, el empresario se reunió con Carlos Hermosillo, pero tampoco logró cobrar nada, y en otro audio Cano le dice a Duarte: “Estuve con Carlos Hermosillo, como me lo mandaste, estuve hablando con todo mundo... esto va a pegarle el carpetazo, vamos a hacerle una quita, equis, o que por lo menos que pague la Secretaría de Desarrollo Industrial, la Secretaría de Desarrollo Industrial me debe 700 y pico mil dólares”. Duarte le responde que ya habían llegado a una negociación, pero el empresario le refiere que no fue así, que el acuerdo al que llegaron fue por la deuda del gobierno y porque le metieron un pleito “por detrás” que él ganó. “Un juicio, un pleito por detrás a espaldas mías, entonces llegamos a un acuerdo de rescindir todos los acuerdos que se habían hecho con Patricio, después de haber ganado yo el juicio. La secretaría se quedó con una parte de la finca, yo me quedo con la sociedad autoabasto, me quedé con otra parte de la finca, y me dieron 300 mil dólares”. “Yo lo autoricé, que te pagaran 300 mil, dije ‘adelante’. Me dijeron que con eso se finiquitaba todo”, asevera Duarte y el empresario revira que no, y el gobernador justifica que esa información es la que le dieron. En el audio, agrega Duarte: “Mi error fue no haber hablado contigo, porque yo autoricé a Mario Trevizo a que te pagara 300 mil dólares, yo pensé que ya con eso había quedado liquidado, al menos así me lo dijeron”. Cano responde: “No, con eso se liquidaba todo lo que era el pleito ese que me habían puesto en la en la época de Reyes Baeza, por la puerta de atrás. El resto se ha pagado, todo, menos éste (el adeudo privado). En el último viaje que hizo para cobrar la deuda, Ángel Cano asegura que fue amenazado por el gobernador con fincarle cargos y detenerlo, porque a los jueces y a los fiscales los pone y los quita él. La red de corrupción del gobernador César Duarte ha sido evidenciada por varias denuncias. La presentada ante autoridades judiciales de España es la última, en la que Duarte fue demandado junto con su esposa Bertha Olga Gómez Fong, las empresas Industrial Parral Forestal e Hidroponia de Chihuahua SA de CV, así como Alma Dalila Martínez Correjudo, su socia y accionista en la institución financiera en proceso de convertirse en banco, Unión Progreso, por una deuda de casi 4 millones de dólares que habría intentado pagar con recursos públicos. La letrada de la administración de Justicia del Juzgado de Primera Instancia número 8 de Murcia, Concepción Martínez Parra, ordenó ejecutar en cualquier momento contra los bienes de los demandantes, a petición de los representantes legales en México, de la empresa Ángel Cano Martínez y Corporación Empresarial SL (ACM). El plazo de cumplimiento del exhorto, de acuerdo con el documento, es de carácter inmediato. El abogado y activista Jaime García Chávez, quien demandó en el 2014 a Duarte Jáquez por peculado, uso indebido de atribuciones de la función pública y enriquecimiento ilícito ante la PGR, dio a conocer que tiene contacto con la empresa demandante y que se encarga de la cobranza, así como con el despacho que lleva el caso. La orden de embargo se generó a partir de que el juez español envió a la cancillería española el exhorto para que México atienda el caso a través del Poder Judicial de la Federación, que a su vez lo canalizó a un distrito de Chihuahua, con el fin de obligar al pago de 3 millones 760 mil 570 dólares que buscaron solventarse con recursos públicos. Alma Dalila Martínez Corrujedo tiene acciones por 45 millones de pesos en Unión Progreso, es esposa de Olegario Guzmán, quien era empresario maderero y ganadero, compadre de César Duarte que desapareció el 22 de agosto de 2010 del Club Campestre de Parral, y hermano de Víctor Guzmán Orquiz, quien fue director de Desarrollo Forestal casi todo el sexenio actual. En el exhorto de las autoridades judiciales españolas se pide embargar cinco propiedades de Martínez Corrujedo, cuatro ubicadas en Chihuahua y otra en Casas Grandes. Las propiedades del matrimonio Duarte Gómez, que aparecen como sujetas de embargo son: El 15% de las acciones del Banco Progreso de Chihuahua, mediante contrato de Fideicomiso 744743 de Administración e Inversión, formalizado ante el notario público 6, en noviembre de 2012. También aparecen las sociedades financieras de Unión de Crédito Progreso, Akala SA de CV SFP, y Única Casa de Cambio SA, el hotel Soberano (hoy Sheraton), que fue centro de operación de la campaña a la gubernatura de Duarte y del excandidato priista Enrique Serrano Escobar; Hidroponia de Parra SA de CV; Industrial Parral Forestal SA de CV, e Hidroponia de Chihuahua. Además son sujetas a las medidas cautelares los saldos de cuentas corrientes de Duarte y Olga Gómez, depositados en Banco Progreso de Chihuahua, Banco Santander, BBVA Bancomer, HSBC, Unión de Crédito Progreso SA, Banorte, Akala Financiera, Scotiabank, Citibank, Banamex, Inbursa, Banco Azteca, Banco del Bajío, Banco Mercantil del Norte y Banco Regional de Monterrey y 37 propiedades e inmuebles, ubicadas en Parral la mayoría, nueve en el municipio de Balleza y otra en Juárez. Las cuentas corrientes de Martínez Correjudo que también están sujetas de embargo se encuentran en Pavimentos y Servicios de Parral, Begasa Construcciones, Begasa Terracerías y Pavimentos, Rodber Inmuebles y Edificaciones, Banco Progreso de Chihuahua y cinco fincas inscritas ante el Registro Público de la Propiedad.  

Comentarios