A la vieja usanza priista, asume Carlos Joaquín en Quintana Roo

domingo, 25 de septiembre de 2016
CHETUMAL, Q. Roo (proceso.com.mx).- Entre el clamor de justicia y con la ausencia del mandatario estatal saliente Roberto Borge, este mediodía Carlos Joaquín González tomó protesta como el octavo gobernador de Quintana Roo y ofreció castigar a los responsables de los desvíos de la anterior administración. Aunque González ha ofrecido reiteradamente un cambio, la jornada de toma protesta del abanderado del PAN-PRD repitió viejos estilos y maneras del PRI. En el zócalo de la capital, Carlos Joaquín dio un discurso luego de tomar protesta en la sede del Congreso estatal. “¡Justicia, justicia!”, gritaron cientos de personas resguardadas en enormes carpas frente a la Bahía de Chetumal, bajo el inclemente sol del mediodía. Carlos Joaquín afirmó que la deuda que asciende a 22 mil millones de pesos es un problema central y por ello “se va a auditar y las infracciones se van a sancionar hasta las últimas consecuencias, aplicando la ley”. El exsubsecretario de Turismo aseguró que “la lucha contra la corrupción y la impunidad será implacable e impostergable” “Quien la hace, la paga”, advirtió. El exalcalde de Playa del Carmen afirmó que Quintana Roo vivía “el peor de los escenarios” y que “quienes debían servir a la sociedad se evidenciaron por su corrupción, falta de transparencia e impunidad”. Sin mencionar el nombre de Roberto Borge, Carlos Joaquín indicó que en el proceso de las campañas enfrentó “el embate perverso (de sus opositores) que deviene de un autoritarismo rapaz” y que “la soberbia de su prepotencia no les permitió advertir que habían llevado a la sociedad al límite de su paciencia”. El nuevo gobernador también habló del tema de los medios de comunicación, que resultó polémico durante la administración de Roberto Borge por la persecución contra periodistas independientes y los altos montos en convenios de publicidad, tras lo cual ofreció que la libertad de prensa no será objeto de represalias ni coacciones. Como se había anticipado, Roberto Borge no asistió al Congreso del estado donde el 5 de abril de 2011 recibió el gobierno de Félix González Canto. El exgobernador y ahora senador González Canto tampoco asistió a la sesión solemne, pero su nombre fue mencionado por el presidente de la Mesa Directiva del Congreso del estado, José Esquivel, y fue abucheado. En la explanada de la bandera otros funcionarios relacionados con Borge y González Canto fueron abucheados, como los diputados federales priistas José Luis Chanito Toledo y Arlet Mólgora, así como el presidente estatal del PRI, Raymundo King. Además hubo manifestaciones en contra el exgobernador Joaquín Hendricks, antecesor inmediato de González Canto. Entre los exgobernadores asistentes estuvo el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, hermano del nuevo mandatario estatal. En el Congreso del estado, Carlos Joaquín ofreció la separación de los poderes y el respeto a la autonomía de los municipios. “Es inaplazable la transparencia y las cuentas claras a la sociedad. Desde este momento afirmo que será central de mi gobierno fortalecer la soberanía de los poderes y la autonomía de los municipios, lo que significa restablecer el equilibrio del ejercicio del poder al servicio del ciudadano”, dijo. El acto cerró con la presentación de la Sonora Dinamita, además de que se repartieron tamales “torteados”, tortas de cochinita y refrescos a los miles de asistentes. En el aeropuerto local se registró una intensa actividad de llegadas y salidas de aviones privados. Los invitados especiales llegaron al Congreso del estado y la Explanada de la Bandera en lujosas camionetas. También se dispuso de cientos camiones para “acarreados”, la mayoría del interior del estado. En representación del presidente Enrique Peña Nieto asistió el secretario de Turismo, Enrique de la Madrid y entre los invitados especiales estuvieron los presidentes nacionales del PAN, Ricardo Anaya y del PRD, Alejandra Barrales, así como la exprimera dama y aspirante presidencial, Margarita Zavala. También estuvieron presentes los gobernadores de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo; de Morelos, Graco Luis Ramírez Garrido Abreu; de Campeche, Alejandro Moreno Cárdenas; de Aguascalientes, Martín Orozco Sandoval; de Hidalgo, Omar Fayad, así como Miguel Ángel Mancera Espinosa, jefe de gobierno de la Ciudad de México. Además los gobernadores electos de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares; de Chihuahua, Javier Corral Jurado; de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca.

Comentarios