Liberan a los 7 normalistas detenidos tras protesta violenta en Chilpancingo (Videos)

domingo, 25 de septiembre de 2016
CHILPANCINGO, Gro. (proceso.com.mx).- Normalistas de Ayotzinapa atacaron con piedras, cohetones y petardos la sede del gobierno del estado de Guerrero y destrozaron la fachada del auditorio estatal Sentimientos de la Nación. En respuesta, policías estatales lanzaron gas lacrimógeno para dispersar la protesta y se desató un enfrentamiento que dejó un saldo de siete estudiantes detenidos y varios uniformados lesionados. A los normalistas, quienes fueron golpeados al ser sometidos, los liberaron horas después luego de que sus compañeros retuvieron dos patrullas y bloquearon la vía federal que conecta la región Centro con la Montaña guerrerense. El hecho violento se registró a un día de que se cumplan dos años de la masacre y desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa que hasta el momento sigue impune. Por la mañana, padres de los 43 y estudiantes normalistas, así como integrantes de organizaciones sociales realizaron una marcha en esta capital para seguir exigiendo justicia y castigo a todos los responsables de este caso que sigue impune. El contingente se detuvo en la glorieta de las Banderas donde develaron una placa denominada antimonumento que recuerda el número de normalistas desaparecidos el 26 y 27 de septiembre de 2014. Luego, el bloque se dirigió a la sede del gobierno estatal donde realizaron un prolongado mitin. Al término del acto de protesta, los padres de los 43 y la mayoría de normalistas abordaron los autobuses para retirarse. No obstante, un grupo compacto de estudiantes con el rostro cubierto, lanzaron piedras, cohetones y petardos contra el edificio principal que alberga oficinas de gobierno, así como el auditorio Sentimientos de la Nación, ambos estaban resguardados por policías estatales con equipo antimotín. Los uniformados respondieron lanzando gas lacrimógeno y se desató un enfrentamiento que se extendió en una persecución sobre las calles del oriente de esta capital. Un grupo de policías estatales que viajaban en una patrulla le dio alcance a varios normalistas que se desplazaban a bordo de una camioneta tipo pick-up y detuvieron a siete estudiantes. De acuerdo al testimonio de las víctimas, los uniformados golpearon la parte trasera de su vehículo y la inercia provocó que se impactaran de frente contra una camioneta particular. Enseguida, los normalistas detenidos fueron trasladados a golpes a la Fiscalía General del estado (FGE), y después, sin explicación alguna, los llevaron a la sede de la Comisión Estatal de Derechos Humanos donde fueron liberados. Al menos tres de las víctimas fueron internadas en un hospital particular porque presentaban lesiones de consideración. Por su parte, otro grupo de normalistas retuvo dos patrullas de la policía municipal de Tixtla y bloquearon la carretera Chilpancingo-Tlapa a la altura de Tixtla donde incendiaron una camioneta repartidora de la empresa Marinela como medida de presión para que las autoridades liberaran a sus compañeros. Por la noche, los estudiantes liberaron la vía federal y regresaron las patrullas; en tanto que autoridades estatales además de liberar a los jóvenes, decidieron no interponer denuncia formal contra los normalistas por los destrozos ocasionados en dos edificios gubernamentales.  

Comentarios