Taxistas y policías van tras choferes de Uber en Campeche

lunes, 5 de septiembre de 2016
CAMPECHE, Camp. (apro).- En una acción conjunta, la policía estatal y el Frente Único de Trabajadores del Volante (FUTV) emprendieron la “cacería” de choferes de Uber que hoy, en abierto desafío al gobernador Alejandro Moreno Cárdenas, iniciaron operaciones en esta ciudad. Hace unos días, en respuesta al anuncio de Uber de que este lunes 5 arrancaría operaciones en esta ciudad, el gobernador sentenció iracundo que la empresa no entraría a Campeche pues “nadie por sus pistolas va a venir al estado a hacer lo que le venga en gana”. Y advirtió que a quien se le sorprendiera dando el servicio de la plataforma Uber, le sería asegurado el vehículo y se le impondría una multa de 50 mil pesos. El discurso amenazador fue repetido una y otra vez por el director del Instituto de Transporte del Estado (IET), Candelario Salomón Cruz, quien la semana pasada convocó a una conferencia de prensa conjunta con José Luis Arjona, líder del FUTV, el sindicato de taxistas del PRI. Además, desde el gobierno del estado y el ITE se lanzó una campaña en redes sociales y medios de información para inhibir en los potenciales clientes el uso del servicio de Uber, con los argumentos de que es inseguro, y de igual que los socios, los usuarios estarían incurriendo en una ilegalidad. Con la entrada de Uber se envalentonaron los socios de otras dos agrupaciones, las que por años han intentado romper el monopolio del FUTV, y a las que se les ha negado la concesión para operar el servicio de taxi, como Las Abejitas, en esta capital, y los ecológicos, en Ciudad del Carmen. “No operarán Uber, ni Las Abejitas ni los ecológicos”, atajó Salomón Cruz. Insistió en que para prestar el servicio de transporte público en el estado se requiere una concesión, que ninguna de las tres empresas tiene. Las Abejitas iniciaron su lucha desde 1998, en el sexenio de Antonio González Curi, pero hasta ahora se les ha negado el permiso estatal para operar. De hecho varias de sus unidades fueron destruidas, con la anuencia del gobierno estatal, por miembros del FUTV. Hoy, coordinados con la policía estatal, los taxistas se dieron a la tarea de ubicar, cerrar el paso y bajar de sus unidades a conductores a quienes sorprendieron dando el servicio de la plataforma Uber, para que enseguida llegaran los uniformados a multarlos y la grúa a llevarse los vehículos. Previamente, Salomón Cruz, comentaron algunos taxistas, se reunió con ellos para pedirles que no usaran la violencia y garantizarles que el gobierno del estado “está para cuidarles”. Hasta el mediodía se supo de tres vehículos interceptados y asegurados de esa manera, dos de ellos con placas de Yucatán. Sin embargo, hasta esa hora se habían reportado ya más de cien servicios brindados por Uber. Por la tarde, directivos de la empresa dieron a conocer al público sus tarifas, entre las cuales destaca, por ejemplo, la del traslado al aeropuerto en 49 pesos, por el que tanto los del FUTV como los taxis de la terminal fijaron en 200 pesos así sea menor a un kilómetro el recorrido.