Alienta Eruviel 'política depredadora” contra comunidades, acusan ONG

jueves, 8 de septiembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- “Despojo” de tierras, represión a comuneros, violaciones a los planes de desarrollo urbano con orientaciones ambientales, proyectos “depredadores” de ecosistemas que priorizan los grandes desarrollos habitacionales y la infraestructura carretera para beneficiar a los “amigos del presidente”, es el legado del mandatario mexiquense, el priista Eruviel Ávila Villegas. Organizaciones no gubernamentales que priorizan el cuidado de la tierra, el aire, el agua y el fuego en suelo, presentaron avances del llamado “contrainforme” de la realidad mexiquense del llamado “gobierno que piensa en grande”. En rueda de prensa, el activista Ignacio del Valle expuso que en el quinto año de Eruviel Ávila persisten las agresiones contra las comunidades y contra los campesinos que están “defendiendo la tierra” de los arbitrarios despojos, en donde cuerpos policiacos emplean, incluso, bombas molotov. “Hay presiones para vender la tierra, pese a que tenemos amparos, la autoridad ha hecho caso omiso, no hay respeto por los pueblos”, expuso del Valle. La activista Aurora Allende acusó que en suelo mexiquense hay una cooptación descomunal para la construcción de la autopista Mexico-Naucalpan, sin respetar los subsuelos que abastecen de agua a gran parte de municipios del Estado de México, e incluso de la capital del país. “Advertimos de estos atropellos, porque a fin de mes Eruviel Ávila presentará un informe sesgado, que reivindica cosas que no son ciertas”, expuso Ricardo Ovando. El ambientalista detalló que en esa necedad de construir una “megalópolis”, que involucra conurbaciones del Estado de México, Ciudad de México, Hidalgo, Tlaxcala y Puebla para beneficio de las grandes empresas trasnacionales industriales y refresqueras, así como las encargadas de construir carreteras, aquí se está afectando a 80 de los 125 municipios mexiquenses. “Son proyectos carreteros y de infraestructura para beneficio de las transnacionales y en detrimento de las comunidades y sus tierras de cultivo”, explayó Ovando. En el Centro Nacional de Comunicación Social (Cenco), los activistas expusieron que hoy en el gobierno de Ávila Villegas hay “violaciones sistemáticas” de leyes ambientales, en perjuicio de regiones como Coyotepec, Apaxco, Tocuila, Atenco, Huitzizilapan, Tocuila y Tecámac, entre otros. Los activistas se quejaron de que en los cinco años del gobierno de Ávila Villegas se han destruido zonas de recargas de los mantos acuíferos a costa de la construcción de carreteras de peaje, que sólo benefician a los de siempre: Grupo Higa y OHL. Antonio Luna, quien también participó en la elaboración de este “contrainforme”, señaló que hay en riesgo de que tres mil hectáreas sufran del “cambio de uso de suelo”, por la política de establecer negocios por encima del interés ambiental. El próximo domingo en Tocuila, al mediodía, una treintena de ONG presentarán el “contrainforme” de la realidad mexiquense en el zócalo de ese municipio mexiquense, en aras –sostuvieron– de hacer un contrapeso a las “cifras alegres” que presentará el mandatario priista, Eruviel Ávila. “El gobierno que piensa en grande nos ha quedado muy chico de nuevo. Y ante tanta mentira nosotros no estamos dispuestos a callar. Somos fieles testigos de lo que en esta entidad ocurre. Por eso hemos generado un ‘contrainforme’ que documenta los abusos, las injusticias, atropellos y violaciones a nuestros derechos humanos que ha cometido el gobierno mexiquense, lo que también ha permitido que incurran en ello las grandes empresas”.