Sigue preso excandidato del PRD al no pagar fianza de 15 mdp

jueves, 8 de septiembre de 2016
CAMPECHE, Camp. (apro).- El excandidato del PRD al gobierno del estado, Fernando Dante Imperiale García, detenido por evasión fiscal, cumplió hoy ocho días en prisión, pues aunque le fue concedida la libertad bajo caución, aún no deposita los 15 millones y medio de pesos que el juzgado le impuso como fianza. En su carácter de administrador único de Grupo Fimper SA de CV, una empresa de servicios de mantenimiento y limpieza de inmuebles, que servía a Petróleos Mexicanos (Pemex), el empresario es acusado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público de defraudación fiscal equiparable. Imperiale García fue detenido por la Procuraduría General de la República (PGR) el pasado 31 de agosto en Ciudad del Carmen y recluido esa misma noche en el Centro de Readaptación Social de San Francisco Kobén, en esta capital. El inculpado omitió presentar, por más de doce meses, la declaración para efectos del Impuesto sobre la Renta (ISR), así como la relativa al Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU), ambas correspondientes al ejercicio fiscal 2010, dejando de pagar dichos impuestos por un total de 7 millones 762 mil 849.01 pesos. El 10 de noviembre de 2015, la Unidad Especializada en Investigación de Delitos Fiscales y Financieros radicó la indagatoria correspondiente en el Juzgado Primero de Distrito, con sede en esta capital, donde se obsequió la orden de aprehensión que se cumplimentó el 31 de agosto. Al día siguiente de su detención, el excandidato fue presentado en el juzgado donde se le dictó auto de formal prisión, empero se le concedió el beneficio de libertad provisional bajo caución a condición del depósito de una fianza de 15 millones 434 mil 579.22 pesos por concepto de reparación del daño y 30 mil pesos por obligaciones procesales. No obstante, el procesado hasta hoy no ha pagado la fianza por lo que continúa en la prisión. Imperiale García fue lanzado por el PRD como su candidato a la gubernatura en 2015, y desde entonces ha servido al ahora gobernador, el priista Alejandro Moreno Cárdenas, como golpeador mediático en contra de sus adversarios políticos. Por su lado, el PRD intentó politizar la detención del empresario.