Pide CNDH medidas cautelares para periodistas golpeados por Gendarmería en desalojo de Rosarito

martes, 10 de enero de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) pidió medidas cautelares para los periodistas que resultaron lesionados durante el desalojo de manifestantes en la planta de Pemex en Rosarito, Baja California, en el marco de las protestas por el llamado gasolinazo. En un comunicado, la Comisión señaló que tuvo conocimiento de los hechos, en los que agentes de la Gendarmería golpearon a los periodistas Laura Sánchez Ley y Luis Alonso Pérez, quienes cubrían esos sucesos, y les rompieron el equipo fotográfico que llevaban. “Personal del Programa de Agravios a Periodistas y Defensores Civiles de Derechos Humanos de este Organismo Nacional sostuvo comunicación con los comunicadores, a quienes ofreció el acompañamiento del personal de la oficina foránea de la CNDH en la ciudad de Tijuana, a fin de presentar la denuncia correspondiente”, mencionó el organismo. Asimismo, dio a conocer que inició una queja de oficio y el mismo sábado 7 solicitó las medidas cautelares al gobierno de Baja California, a fin de implementar la protección y la atención médica necesaria a la y los periodistas lesionados. También pidió a la Comisión Nacional de Seguridad medidas cautelares para que durante los operativos los elementos de la Gendarmería y la Policía Federal no agredan a los periodistas que resultaron lesionados, y “que garantice que quienes cubren las movilizaciones por el incremento en el precio de los combustibles como parte de su labor periodística, puedan hacerlo sin ser agredidos u obstaculizados por servidores públicos de dichas corporaciones”.