Pide Episcopado resolver desaparición de sacerdote de Saltillo

martes, 10 de enero de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).— La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) pidió hoy a las autoridades gubernamentales “esclarecer” los hechos que llevaron a la desaparición del sacerdote Joaquín Hernández Sifuentes, adscrito a la diócesis de Saltillo, y hacer que éste regrese “con vida” a su comunidad. A través de un comunicado de prensa, el máximo organismo de la jerarquía católica mexicana señala: “Hacemos un llamado a las autoridades competentes para esclarecer los hechos que llevaron a su desaparición, a la sociedad civil, y a toda la comunidad eclesial para colaborar en su búsqueda y el padre Joaquín Hernández Sifuentes vuelva con vida a su comunidad”. De igual modo, la CEM señala que “se une en oración y solidaridad” con la diócesis de Saltillo, con su obispo Raúl Vera, y con todo el presbiterio de esa circunscripción eclesiástica. El pasado sábado 7, la diócesis de Saltillo informó sobre la desaparición de su sacerdote, a cargo del templo del Sagrado Corazón de Jesús, a quien la última vez que se le vio fue durante la celebración de la misa de año nuevo. Hernández Sifuentes iba a tomar su periodo vacacional el 3 de enero, y debería regresar a su trabajo pastoral el 7 de enero. Pero hasta la fecha no se ha presentado, ni tampoco se sabe nada sobre su paradero. Ante la falta de noticias, uno de sus colaboradores, Fray Víctor, acudió a la casa parroquial y encontró un desorden en su recámara: los cajones del closet abiertos y la ropa de cama tirada en el piso. Mientras que algunos vecinos afirman que la mañana del 3 de enero vieron a dos jóvenes desconocidos entrando al vehículo del sacerdote desaparecido.

Comentarios