Acusan que agresión contra manifestante en Puebla fue por criminalizar la protesta

jueves, 12 de enero de 2017
PUEBLA, Pue. (apro).- Estudiantes de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) que se manifestaron este jueves afuera de la Fiscalía General del Estado (FGE), acusaron a las autoridades estatales y municipales de ser corresponsables del atropellamiento de un manifestante suscitado el miércoles 11, cuando de manera “inusual”, no hubo apoyo de elementos de Tránsito ni de policías para custodiar su recorrido. En rueda de prensa, los jóvenes pidieron agilizar la detención del responsable de la agresión a Luis Enrique Bruno Hernández, quien tuvo que ser sometido a varias intervenciones quirúrgicas y aún se reporta como delicado, tras ser arrollado durante la marcha. De acuerdo con los reportes médicos, el joven sufrió fractura de cráneo y tórax, así como daños en pulmones y corazón. El automóvil del agresor está plenamente identificado como un Golf rojo 2013, placas YKH-78-98 de Veracruz, registrado a nombre de Héctor Ignacio Fernández López. Sin embargo, hasta ahora las autoridades no han detenido al responsable. A nombre de los estudiantes, Ángel González relacionó este hecho con la campaña que ha promovido el gobierno para desprestigiar la protesta social. “Desde el gobierno federal se ha lanzado una campaña nacional, a través de sus medios de comunicación, con el fin de criminalizar las actuales movilizaciones contra la reforma energética y el gasolinazo”, declaró. “Aclaramos que esto (el atropellamiento) no fue bajo ningún acto de provocación y que, casualmente, no había ninguna patrulla cerca. Mucho después del atentado llegaron policías, lo cual es algo inusual ya que siempre están desde el inicio de las manifestaciones, intimidando, tomando fotos y videos”, agregó. González aseguró que el conductor a bordo del vehículo atacó directamente a los participantes en la marcha que trataban de controlar el tráfico para abrir paso al contingente, como parte de la comisión de seguridad. “El compañero Bruno al tratar de marcarle el alto al coche para que no atropellara a nadie, fue embestido una primera vez que es cuando sale proyectado contra el piso debido al impacto, en una segunda ocasión, con dolo, y con toda la pretensión, las llantas del automóvil pasaron encima de su cabeza y cuerpo”, relató. Los estudiantes pidieron el apoyo y solidaridad de colectivos y organizaciones defensoras de derechos humanos del país para exigir justicia por este caso. El Comité para la Libertad de Presos Políticos y contra la Represión Social coincidió en responsabilizar al gobierno “por omisión ante la protección de una marcha pacífica y el desprestigio de la organización social”. Puntualizó: “Nos encontramos a menos de una semana de los eventos vandálicos que esta ciudad sufrió, actos donde se permitieron perpetrar hechos violentos, con el solo propósito de manipular la percepción pública y poder justificar futuras agresiones por parte del Estado o, como ha ocurrido, de ciudadanos comunes contra manifestantes”. El secretario general de Gobierno, Diódoro Carrasco Altamirano, aseguró que Héctor Ignacio Fernández López, propietario del Golf rojo, ya fue “boletinado” en todo el país. “Desde el primer momento en que ocurrió este muy lamentable y alevoso accidente y atentado que cometió quien manejaba este Golf, se inició de inmediato una carpeta de investigación. Se han boletinado esas imágenes. Ya todos los estados y corporaciones policiacas están investigando”, precisó.

Comentarios