Demandan organismos de DH aclarar homicidio de sacerdote de Saltillo

viernes, 13 de enero de 2017
MONTERREY, NL (apro).- Organismos de derechos humanos en el norte de México demandaron a las autoridades resolver el crimen del padre Joaquín Hernández Sifuentes, adscrito a la Diócesis de Saltillo, y castigar a los responsables. En una carta abierta que enviaron al obispo Raúl Vera, a la Diócesis y a los familiares del sacerdote que estaba desaparecido desde el 3 de enero, expresan su solidaridad con los familiares y reprochan a la autoridad difundir, falsamente, el mensaje de que México vive en paz. “Nos indigna saber que la crueldad y el odio, acciones que provocan tanto dolor en nuestra sociedad, llevan a hechos tan terribles como la desaparición y, en este caso, al homicidio del padre Joaquín. El mensaje que nos quieren dar las autoridades de que en México se ha logrado la paz queda en tela de juicio”. Sabemos que las desapariciones, los asesinatos, las ejecuciones extrajudiciales, además de muchos otros crímenes, siguen en aumento. Vemos que la violación a los derechos humanos es generalizada y permanente, hasta terminar con la vida de gente inocente, como esta y tantas otras más”, señalan los organismos. Los firmantes expresan su solidaridad con la señora Juanita Sifuentes, madre del párroco, a quien le señalan: “hacemos su dolor nuestro dolor al no tener ya su hijo con vida. “Le abrazamos en esta noche oscura y pedimos que pronto llegue paz a su alma. A nuestro obispo fray Raúl, quien siempre nos ha mostrado su cariño y palabras llenas de esperanza, queremos decirle que no está solo. Que ante estos hechos tan reprobables, exigimos a las autoridades el pronto esclarecimiento de los mismos y se sancione, así, a los responsables”, concluye la carta. Suscriben el mensaje Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en México regiones Centro, Laguna y Saltillo (Fundem), Fundenl Nuevo León, Centro Diocesano para los Derechos Humanos Fray Juan de Larios, de Torreón y Centro de Derechos Humanos Juan Gerardi, de Torreón. Luego de desaparecer el 3 de enero, el cuerpo del Padre Joaquín fue encontrado el pasado jueves en Parras de la Fuente Coahuila, y el coche en el que se transportaba, en calles de la colonia Residencial Cuauhtémoc, en Santa Catarina, Nuevo León. Dos personas se encuentran detenidas en relación a los hechos. Este viernes, la procuraduría de Coahuila informó que Hernández Sifuentes pereció por estrangulamiento y su cuerpo presentaba múltiples golpes.

Comentarios