Cimbran a Cancún ataque a Fiscalía, persecución y tiroteos que dejan cuatro muertos

martes, 17 de enero de 2017
CANCÚN, Q. Roo (apro).- La última ocasión en que esta ciudad turística lució sus calles desiertas y su zona hotelera paralizada fue durante la contingencia por la influenza que se presentó en la primavera de 2009. Esta tarde-noche Cancún volvió a inmovilizarse como hace casi siete años, pero ahora por la sicosis que provocó un ataque de un comando de motociclistas a la sede de la Vicefiscalía de la Zona Norte, en el primer cuadro de la ciudad, con el saldo de cuatro personas muertas: un policía ministerial y tres presuntos sicarios. [playlist type="video" ids="470487"] Con 46 años desde su fundación, Cancún ha enfrentado dos huracanes devastadores –Gilberto, en 1988, y Vilma, en 2005–, y violentos conflictos políticos que derivaron en la toma del palacio municipal, en 2004, pero hasta ahora no había experimentado eventos de inseguridad propios de Acapulco o de otros puntos del país que provocaran el temor colectivo de esta ciudad de inmigrantes. Alrededor de las 16:00 horas, un grupo de motociclistas llegó a la entrada principal de la Vicefiscalía y arrojó un explosivo. Enseguida siguieron más explosiones que no sólo alcanzaron la sede la Vicefiscalía, sino edificios contiguos, entre ellos el de la Subsecretaría Estatal de Seguridad Pública y las oficinas de la Secretaría Municipal de Seguridad Pública y Tránsito. En segundos la avenida Xcaret, donde se ubican las corporaciones policiacas, fue el campo de batalla entre sicarios y policías, con ciudadanos en medio del fuego cruzado. Los disparos se prolongaron por al menos 40 minutos, con detonaciones ininterrumpidas enmarcadas en gritos y el sonido de sirenas. “Al suelo, al suelo”, era el llamado recurrente. Camiones del servicio de transporte urbano transitaron en medio de las balas, lo mismo que personas que acudieron a presentar una denuncia penal en la Fiscalía o un trámite a la Dirección Municipal de Tránsito. Los videos de la balacera circularon vertiginosamente en mensajes de WhatsApp y en redes sociales. En las imágenes se observa a personal de la Fiscalía atrás de escritorios y lanzando gritos de terror; igual personas tiradas en los pasillos de un autobús o huellas de balas en bardas. Los tiroteos y el sonido de las sirenas se trasladaron a “supermanzanas” vecinas de la Vicefiscalía y un poco más allá. Otra balacera fue reportada en las inmediaciones de la Gran Plaza, donde fue abatido uno de los presuntos sicarios Pero también las redes sociales dieron cuenta de mensajes de supuestos ataques en diferentes puntos de la ciudad. Que en la zona hotelera, que en Plaza las Américas, en Plazas Outlet. Los rumores se extendieron sin freno. Ministros después la ciudad lucía vacía. Los comercios cerraron, la zona hotelera fue acordonada con patrullas municipales. El bullicio del principal destino turístico de México y la segunda localidad más poblada de península maya se convirtió en una virtual ciudad fantasma. Por su lado, el presidente municipal de Benito Juárez (Cancún), Remberto Estrada, del PVEM, en entrevistas con medios locales, trató de minimizar la sicosis. Alrededor de las 19:00, el titular de la SSP estatal, Rodolfo del Ángel, emitió un mensaje en el que dio conocer la muerte de dos personas que formaban parte de la Fiscalía General del Estado (FGE) y un agresor, así como tres detenidos. Casi hora y media después, el gobernador Carlos Joaquín aprovechó el clima de inseguridad revelado hoy para fustigar a su antecesor, el exmandatario priista Roberto Borge. “Desde que la ciudadanía me nombró gobernador, un reclamo fue el combate a la corrupción y la impunidad. Por ello hemos venido trabajando: revertimos el paquete de impunidad que el exgobernador (Roberto Borge) presentó al Congreso local”, abrió su mensaje. Destacó además que ha presentado denuncias penales, e iniciado auditorías contra colaboradores de Borge. Y subrayó: “Un elemento clave para combatir la impunidad era contar con una Fiscalía autónoma, imparcial y objetiva, encabezada por abogados de amplio conocimiento y experiencia. El ataque armado de grupos criminales, que hicieron hoy a las oficinas de la Fiscalía General del Estado en Cancún, se enmarca en este contexto de combate a la impunidad”. Por otra parte informó que en el ataque murió el policía ministerial Humberto Mora Ochoa, con 25 años de servicio. De igual forma, agregó, “tres delincuentes fallecieron”, y fueron detenidos otros cinco. Joaquín González también informó que tras hablar con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, serán enviadas más fuerzas federales a la entidad para “reforzar el orden”. Y aseguró: “El estado está bajo control y en orden. Los cancunenses y nuestros visitantes pueden hacer su vida normal”. Pero esta noche Cancún era otro, un balneario lejos del bullicio y el ir y venir de sus miles de turistas.

Comentarios