Imputado por multihomicidio en San Miguel de Allende revoca a su abogado

jueves, 19 de enero de 2017
SAN MIGUEL DE ALLENDE, Gto. (apro).- De manera inesperada, durante la audiencia de hoy en el juzgado de oralidad por el homicidio de tres menores de edad, el acusado Antonio Luna -padre de las víctimas- anunció la revocación de su abogado, José Luis Vargas Ramírez, quien además llegó tarde. Por esta razón, nuevamente se suspendió el desahogo de datos de prueba, antes de que la autoridad determine si el imputado será vinculado a proceso o puesto en libertad. Este mismo jueves, frente a la Presidencia Municipal, se congregó la cuarta protesta de sanmiguelenses y familiares del matrimonio Luna Luna. Hubo reclamos a los policías municipales y autoridades locales por no intervenir durante el tiroteo del pasado sábado 14 en la madrugada, a pesar de que les informaron que había menores en el lugar donde ocurría, una finca en la salida a Dolores Hidalgo. Por su parte, a través de su secretario particular, el gobernador Miguel Márquez buscó el acercamiento con Juana Luna, madre de las tres víctimas y esposa de Antonio, para ofrecerle “el apoyo que necesite”. Sin embargo, “también le dejamos en claro que yo no puedo entrar a una decisión que le corresponde a los jueces”, dijo Márquez en entrevista este jueves. “Es un asunto que le tocará a la autoridad jurisdiccional resolver, yo no puedo hacer un juicio de valor sobre esto ni entrar a supuestos, no me toca. Tiene que  haber todos los elementos técnicos, científicos, jurídicos, para establecer este caso como todos, como debe de ser”, reiteró el gobernador al ser interrogado sobre las demandas de familiares y manifestantes que sostienen la inocencia del joven velador acusado del multihomicidio cometido la madrugada del sábado 14. La revocación del abogado En San Miguel de Allende, la audiencia que se reanudó luego de la interrupción del miércoles para que Antonio Luna fuera atendido por un médico, tomó otro giro cuando el abogado defensor José Luis Vargas informó al juez que fue revocado por su representado y tenía que retirarse del caso. Vargas se presentó tarde a la reanudación de la audiencia, lo que también significa un retraso puesto que ésta no puede continuar sin la presencia de los defensores de alguna de las partes. Al salir, el litigante responsabilizó a los familiares de Antonio y Juana de tomar esa decisión, misma que calificó de “totalmente irresponsable”. Dijo: “Completamente irresponsable la gente que lo sugirió así, porque no hay tiempo. Nosotros tenemos una estrategia bastante clara, bastante firme, bastante adecuada para el tipo de hechos que son”. Incluso, auguró que ante la decisión de la familia de acusado, “va a ser terrible lo que va a pasar aquí”, pues previó que éste será vinculado a proceso. Y aunque se dijo dispuesto a colaborar con el abogado que sea designado para defender a Antonio Luna, insistió en que “ya no hay tiempo”. “Ya es imposible materialmente que el nuevo abogado haga algo, porque faltan estas audiencias; va a venir el defensor público, va a tenerse que imponer (conocer la carpeta del caso), va a tener que platicar con él, platicar con los actores de este suceso porque si no, no tiene nada. (Tiene que) contar con lo que yo ya había iniciado, que tal vez no conoce”, explicó. Además, el hasta hoy defensor de quien presuntamente asesinó a sus tres hijos durante un tiroteo entre agentes de la Procuraduría de Justicia y presuntos delincuentes en la finca que cuidaba, dijo que le informaron las razones para destituirlo. “A mí no me lo comentaron jamás. Lo que escuchaba es que yo no les daba información, pero fue porque ellos me lo pidieron… la señora Juanita me pidió que no diera información. El señor Antonio me pidió que no diera información. Yo hablé nada más del proceso, nunca hablé de ellos”, detalló. José Luis Vargas aseguró que siempre tuvo contacto con Juana y un par de familiares de Antonio y reiteró que era “irresponsable” que otros familiares que han intervenido pidan información.  “Yo no tengo que explicarle a cada familiar lo que estoy haciendo”, aseveró. El abogado recién revocado del caso fue contratado para representar a Antonio Luna por el propietario de la finca que éste cuidaba por las noches. Se trata de José Cipriano Sánchez Zavala, quien hasta ahora no ha aparecido ni se ha presentado con Juana o la familia.