Y ofrece respaldo a afectados por balacera en colegio de Monterrey

jueves, 19 de enero de 2017
MONTERREY, NL (apro).- En su visita esta noche a las víctimas hospitalizadas tras la balacera en un colegio privado de la ciudad, el presidente Enrique Peña Nieto ofreció a los familiares todo el respaldo del sistema de salud para la pronta recuperación de los afectados por ese incidente de violencia, del que no se tenía registro en el país. En el exterior del hospital Christus Muguerza, al sur de la capital, el mandatario dijo que acudía a Monterrey a expresar su solidaridad con las víctimas del ataque a balazos perpetrado el miércoles por la mañana por el alumno Federico Guevara Elizondo, quien se suicidó después de atacar a balazos a una maestra y tres compañeros de aula, en el Colegio Americano del Noreste. “Este hecho no sólo ha conmovido a la sociedad de esta entidad. Ha conmovido a todas las familias y a toda la sociedad mexicana. Nuestra mayor solidaridad, y que este sea un hecho que nos convoque a la reflexión y, sobre todo, a que todos velemos por lo más importante, que son nuestros hijos”, mencionó el mandatario quien, previamente, había acudido al Hospital Universitario. Al salir del Muguerza, a las 20:40, el mandatario dijo que accedía hablar con los medios, pues ya estaban en el lugar, aunque él no quería que hubieran acudido. Luego de expresar su solidaridad con la maestra Cecilia Cristina Solís, y los niños Luis Fernando y Ana Cecilia, todos heridos de bala en la cabeza, el jefe del Ejecutivo federal dijo que puso a su disposición todo el sistema de salud del país para que se recuperen. “Los institutos de salud del gobierno están a sus órdenes. Hoy están recibiendo una atención médica especializada y, de así requerirse, que esperamos que no sea el caso, los institutos de la Secretaría de Salud están a sus órdenes”, ofreció en el exterior del hospital privado. También dijo que, al dialogar con los facultativos que atienden a estas personas, fue notificado de que los tres muestran una evolución satisfactoria. Tuvo la oportunidad de saludar, “en este momento de pena y dolor”, a los padres y familiares de los tres lesionados, y expresarles su solidaridad. Luego externó su deseo de que las plataformas de redes sociales “no convoquen a la violencia”. El mandatario mexicano inició su mini gira a Nuevo León al arribar al Aeropuerto Internacional de Monterrey, para desplazarse de inmediato por tierra al Hospital Universitario, a donde llegó a las 19:20, acompañado de unas cinco camionetas del Estado Mayor Presidencial (EMP). Junto al secretario de Salud, José Narro, el presidente ingresó al centro hospitalario de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) y se entrevistó con familiares de la profesora Cecilia Solís Flores, de 27 años, y del niño Luis Fernando, de 14, que convalecen en estado grave. Al salir, 40 minutos después, Peña Nieto explicó que acudía a Monterrey como un gesto de solidaridad con las personas afectadas por el ataque perpetrado por Federico. En su mensaje a los reporteros reunidos en el exterior del HU, que luego repitió casi íntegramente en el otro nosocomio, dijo que la tragedia había afectado a toda la sociedad mexicana. Posteriormente Peña Nieto se transportó al Hospital Muguerza Sur, donde es atendida Ana Cecilia. Se esperaba que tras esta segunda escala, el mandatario regresara a la Ciudad de México. Otra menor, de nombre, Mariel, quien recibió un balazo en el brazo en el mismo ataque, convalece ya en su casa, fuera de peligro.