Aseguran que actividad del Volcán Colima no representa riesgo para la población  

viernes, 20 de enero de 2017
COLIMA, Col. (apro).- El actual periodo de actividad del Volcán de Fuego, que en los últimos días ha registrado cinco explosiones consideradas grandes, no representa un mayor riesgo para la seguridad de la población, pues los proyectiles y los flujos piroclásticos no han recorrido distancias de más de tres kilómetros del cráter, señaló Raúl Arámbula Mendoza, director del Centro Universitario de Estudios e Investigación Vulcanológica de la Universidad de Colima. En una reunión coordinada por el secretario general de Gobierno, Arnoldo Ochoa González, con autoridades de Protección Civil y otras áreas del gobierno estatal, en la que participaron representantes del Ejército y la Secretaría de Marina, el académico explicó que por lo anterior no ha sido necesario recomendar la evacuación de las poblaciones aledañas al cráter, pues la más cercana, La Yerbabuena, se ubica a aproximadamente ocho kilómetros. Arámbula Mendoza expuso que conforme al monitoreo realizado permanentemente por la institución educativa, la fase explosiva de estos momentos no tiene comparación con los altos niveles que se vivieron en junio de 2005, cuando hubo 17 grandes explosiones y una de ellas generó una columna eruptiva superior a ocho kilómetros de altura. Por lo pronto, previó que continuará la explosividad, aunque se desconoce hasta qué niveles de liberación de energía se llegará antes de que empiece el declive. Comentó que durante el pasado periodo de lluvias se dañaron dos estaciones sísmicas de las ocho que conformaban el sistema de monitoreo, que no han sido reparadas porque los caminos se encuentran en mal estado, además de que la actual actividad volcánica representa un riesgo para el personal técnico. Sin embargo, sostuvo que por ahora las estaciones restantes resultan suficientes para obtener la información necesaria sobre el comportamiento del coloso. La mayor preocupación en estos momentos, dijo, es la caída de ceniza, que durante los primeros días de enero se produjo hacia el sureste, lo que obligó en varias ocasiones al cierre del aeropuerto Miguel de Madrid Hurtado, pero en la última semana los vientos han soplado hacia el noreste y algunas poblaciones de Jalisco, como Ciudad Guzmán, se han visto afectadas por la ceniza. Por su parte, el titular de la Secretaría de Salud y Bienestar Social, Carlos Salazar Silva, informó que esa dependencia ha realizado acciones preventivas y de orientación en catorce comunidades de los municipios de Comala y Cuauhtémoc, con el reparto de cubrebocas y trípticos con recomendaciones para evitar daños a la salud por la ceniza volcánica. Manifestó que también, en coordinación con la Comisión Nacional del Agua, se han realizado análisis de calidad de once fuentes de abastecimiento de agua de los alrededores del volcán, sin que se hayan encontrado evidencias de contaminación. A la vez, el director del Sistema Estatal de Protección Civil, Melchor Ursúa Quiroz, indicó que ese sector se encuentra preparado con los medios necesarios por si en algún momento se requiere evacuar a alguna comunidad, pero pidió a la población no hacer caso de rumores infundados que sólo generan confusión y temor. Presentes en la reunión, el comandante de la XX Zona Militar, Celestino Ávila Astudillo, y el comandante de la Sexta Región Naval, Salvador Gómez Rangel, dijeron estar preparados para activar los planes DN-III y Marina si el volcán entra en una fase de actividad riesgosa para las poblaciones aledañas.

Comentarios