Protesta contra el gasolinazo llega a Casa Puebla, pese a cerco policiaco

domingo, 22 de enero de 2017
PUEBLA, Pue. (proceso.com.mx).- Miles de poblanos que participaron esta tarde en la marcha en contra del gasolinazo, lograron romper el cerco policiaco que impuso el gobierno estatal para impedirles el paso y lograron llegar hasta Casa Puebla, donde habita el gobernador Rafael Moreno Valle. Al grito de “Moreno, ratero, sal de tu agujero”, los manifestantes acusaron al mandatario poblano de haber respaldado la aprobación de las reformas estructurales que han dado pie al gasolinazo, así como de ser uno de los primeros en ejecutar esas reformas a escala nacional. De acuerdo con los organizadores, la marcha de este domingo tuvo mayor número de participantes que las dos realizadas anteriormente en contra del gasolinazo en esta ciudad. Además de ciudadanos que se han agrupado en la organización Puebla en Lucha, en la protesta participaron integrantes de la Asociación de Trabajadores y Pensionados de Puebla, trabajadores del sector salud, del  Consejo Magisterial Democrático Poblano y de Petróleos Mexicanos. Con consignas como “Fuera Peña, fuera Peña” y “Abajo el gasolinazo”, el contingente partió desde el Paseo Bravo, pasó por el zócalo y de allí siguió hasta Casa Puebla, la residencia oficial del gobernador. Al llegar a la zona de Los Fuertes, donde se ubica la residencia oficial, los manifestantes se encontraron con un cerco compuesto por más de 100 granaderos que les impedían avanzar por lo que se registró un conato de enfrentamiento. Tras momentos de tensión, los uniformados acordaron abrir el paso al contingente que avanzó al tiempo que cantaban el himno nacional. Al llegar frente a Casa Puebla, los participantes en la marcha gritaron consignas contra el gobierno de Moreno Valle, pero también del presidente Enrique Peña Nieto, a quienes acusaron de ser parte de los mismos intereses políticos y económicos, pese a pertenecer a distintos partidos: PAN  y PRI, respectivamente. Los participantes en la protesta además se pronunciaron contra las políticas que caracterizaron al gobierno panista de Moreno Valle, el cual concluye este 31 de enero, y gritaron consignas en su contra. Los manifestantes anunciaron que las marchas continuarán y confiaron en que cada vez se sumarán mayor número de ciudadanos para dar más respaldo a la demanda de echar atrás el aumento al precio de los combustibles. Amarante García, de la Asociación de Trabajadores y Pensionados de Puebla, dijo que cientos de ciudadanos en Puebla se han sumado a la presentación de amparos contra el aumento al precio de la gasolina, igual que se hace en otras partes del país como parte de la resistencia.