'Yo me puedo defender”, responde Fidel Herrera a Yunes por caso de medicinas clonadas

domingo, 22 de enero de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- El ahora excónsul de Barcelona, el priista Fidel Herrera Beltrán confirmó que se pone a disposición de la Fiscalía General del Estado (FGE) para “aclarar” todo lo relacionado al escándalo de medicamentos clonados, apócrifos y piratas por los que la Secretaría de Salud (SSA) del actual gobierno del panista-perredista Miguel Ángel Yunes Linares demandó a los exgobernadores de Veracruz, Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa. “Regreso a Veracruz motivado, voy a encabezar la defensa de mi legado, del gobierno que encabecé, pretendo cooperar en la investigación y que se castigue, si fuese el caso, a quien haya cometido esas atrocidades. Soy de profesión abogado y yo me puedo defender”, dijo. En entrevista vía telefónica, Herrera Beltrán aseguró que en su administración 2004-2010, fueron atendidos más de 400 menores de edad enfermos de cáncer y que hay “documentos” y “respaldos” de la debida atención a esos jóvenes, tanto en el sector salud como en la Contraloría General del Estado. Sin embargo, el priista rechazó hablar del sector salud en la administración de su sucesor Javier Duarte de Ochoa, a quien juró no ver desde uno de los últimos cumpleaños del fallecido dueño de Organización Editorial Mexicana (OEM), Mario Vásquez Raña. “Ha pasado tanto tiempo que no recuerdo. Lo he declarado con amplitud, en la percepción, la información, en los hechos, Duarte no cumplió las expectativas, él tendrá su responsabilidad. Yo no tengo una lectura puntual, cuando terminé mi periodo cerré una participación política. Cuando vi que habían cambiado el color y la insignia del gobierno (de rojo a multicolor) y cuando aparecieron personajes y actores en la nueva administración (varios amigos personales de Duarte o expanistas), entendí que mi tiempo había acabado. No volví a meterme en su forma de gobernar”. Fidel Herrera aseguró que retornará a Veracruz antes de que concluya enero, incluso señaló que a su casa de la avenida Cristóbal Colón en Xalapa no ha llegado ni un solo citatorio de la Fiscalía General del Estado (FGE) para declarar como involucrado. “No se corresponde con la realidad y con los hechos. Es más, exijo respeto para médicos, enfermeros, laboratoristas, directores de hospitales, en donde la prioridad de mi gobierno fue que los niños no se tocaran. Aunque respeto la investidura de gobernador, este personaje (en alusión a Yunes Linares), durante los 30 años ha traído la calumnia contra mi persona, con un odio personal, con fines de revancha política, con desequilibrios muy profundos (sic), infundados”, expuso el priista Fidel Herrera. El pasado 19 de enero, Arturo Irán Suárez Villa, secretario de Salud del Gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, denunció a los exgobernadores de Veracruz, los priistas Javier Duarte de Ochoa, prófugo de la justicia desde hace 100 días y a Fidel Herrera Beltrán, excónsul de Barcelona en España y quien ya prepara la entrega-recepción de dicha oficina ante la Secretaría de Relaciones Exteriores. El mandatario veracruzano, el expriista Miguel Ángel Yunes, expuso que la denuncia abarca el caso de los medicamentos clonados, apócrifos y pirata que durante dos sexenios se estuvieron comprando a precios inflados en la Secretaría de Salud, por lo que la querella involucra a todos los secretarios de salud que tuvo Veracruz en los últimos 12 años. Fernando Benítez Obeso, Juan Antonio Nemi Dib -empresario periodístico y exsecretario particular de Duarte-, Pablo Anaya Rivera -mapache electoral renunciado en 2013-, Manuel Lila de Arce y Fernando Antiga Tinoco serían los cinco secretarios de despacho involucrados en dicho escándalo de quimioterapias falsas, medicamentos clonados y precios inflados en insumos médicos. “La denuncia señala concretamente a los dos gobernadores Fidel Herrera Beltrán, Javier Duarte de Ochoa, y prácticamente a todos los secretarios de Salud de ambos sexenios y a los directores administrativos de la Secretaría de Salud. Es una denuncia para que se investigue, seguramente la Fiscalía procederá conforme a Derecho y llamará a declarar a los exgobernadores, a los exsecretarios, para que aporten información de tal manera que estos hechos tan lamentables se esclarezcan”. Yunes Linares anticipó que hay un “nuevo lote” de medicamentos “también apócrifos”, que tenían teóricamente como objetivo aplicarse en tratamientos contra el cáncer. En Veracruz, los abogados penalistas Jorge Reyes Peralta y Fidel Ordóñez ya se ofrecieron para “representar legalmente” al exgobernador Herrera Beltrán en esta querella penal, sin embargo éste declinó los servicios, pues argumentó que el sólo podrá “encabezar” su defensa. “El gobernador declara, ojo, no el fiscal, que me ha denunciado el secretario de Salud, que integraron una carpeta de investigación, pero no tengo citatorio. Yo quiero ir más allá, tengo una voluntad de contribuir, tengo todos los documentos, los papeles, el expediente de cada uno, la excontralora Clara Luz Prieto hizo toda la entrega-recepción. Así que hay cómo comprobar las falsedades, y eso me da marco para exigir que deba aplicarse la ley, para quienes hacen denuncias infundadas, y que se investigue y vaya a fondo del problema contra quienes cometieron estás acciones”. Fidel Herrera dijo que aunque regresa, no hará política interna en el Comité Directivo Estatal del PRI o en la Administración Portuaria Integral (APIVER), sino que continuará con su despacho de abogados, defendiendo –dijo– a la industria azucarera, “de eso genero mis ingresos”. “Me extraña que me incorporen en una cuarentena de servidores públicos denunciados, en donde hay 15 funcionarios que forman parte del actual gobierno, pero yo no aparezco en ningún lado, ignoro si se trate de una cortina de humo, de un ataque electoral, veo más bien una estrategia insana de revolver la gimnasia con la magnesia”. El pasado 16 de enero el gobierno de Yunes Linares dio a conocer que la Secretaría de Salud del gobierno fatídico del priista Javier Duarte de Ochoa aplicó “quimioterapias falsas” a niños enfermos de cáncer, medida adoptada por insuficiencia presupuestal y por desvío de recursos. El gobernador expuso que menores de edad con esta grave enfermedad sólo recibían de parte de especialistas del sector salud un “compuesto inerte” que en nada ayudaba a solucionar su malestar. “Tenemos ya resultado de un laboratorio que señaló que el medicamento que se administraba a niños, una quimioterapia que se suministraba a niños, no era realmente un medicamento, sino que era un compuesto inerte, era agua prácticamente destilada”. Yunes Linares calificó esta acción de un pecado brutal y un “atentado” contra la vida de los niños y de los enfermos de cáncer. Señaló que una vez que concluyan los análisis de estas quimioterapias se presentarían las querellas penales correspondientes. A través de una solicitud de información (0001200244315), obtenida en la plataforma Infomex, se arrojó que en el lapso comprendido entre 2014 y 2013 y el primer trimestre del 2015, el Centro Estatal de Cancerología “Doctor Miguel Dorantes Mesa” con sede en Xalapa, registró 32 decesos de menores de edad, de acuerdo con los “cubos de defunciones” del Centro Nacional para la Salud de la Infancia y la Adolescencia de la Secretaria de Salud. En el caso de mujeres, las cifras son más alarmantes, pues de cáncer cervicouterino y por el cáncer de mama han fallecido mil 719 mujeres en Veracruz tan sólo en el periodo comprendido 2013, 2014 y el primer trimestre del 2015, según la Secretaría de Salud. En otra solicitud de información (0001200244315) se indica que en el primer trimestre del 2015, 109 mujeres mayores de 25 años perdieron la vida por un tumor maligno cervicouterino, mientras que 107 lo hicieron por cáncer de mama. Las escalofriantes cifras que aporta la Secretaría de Salud federal arrojan un promedio de que casi una de cada diez personas que muere por cáncer en el país, lo hace en Veracruz. El cáncer de boca, estómago, colon, hígado, páncreas, tráquea, pulmón, leucemia, ovarios, vejiga y linfomas han ocasionado 324 decesos en Veracruz en el 2013, 2014 y el periodo enero-marzo del 2015. En Xalapa, el Hospital de Cancerología “Miguel Dorantes Mesa” continúa desahuciándose por falta de liquidez presupuestal. Esta situación se ve reflejada en las constantes cancelaciones de quimioterapias y la falta de reactivos para detectar la enfermedad, según se han quejado familiares de personas que acuden constantemente a dicho nosocomio.

Comentarios