Y yucatecos expresan su repudio a las puertas de palacio de gobierno

domingo, 22 de enero de 2017
MÉRIDA, Yuc. (proceso.com.mx).- Casi medio millar de yucatecos se plantaron hoy a las puertas del palacio de gobierno para protestar contra el presidente Enrique Peña Nieto, el gasolinazo y sus consecuentes alzas a las tarifas de la energía eléctrica y productos de la canasta básica. Aprovechando la ocasión, también manifestaron su rechazo a disposiciones del gobernador Rolando Zapata Bello que erosionan también el ingreso familiar, como el reemplacamiento vehicular y el aumento a las tarifas del servicio de transporte público. Los contingentes partieron desde diferentes puntos y horas pero al final coincidieron en la Plaza Grande, frente al palacio de gobierno, donde algunos grupos protagonizaron un conato de enfrentamiento pues los equipos de sonido de uno no dejaban escuchar a los oradores de los otros. Con mantas, pancartas, volantes o consignas, algunos manifestantes acusaron de “traidores” a los legisladores de los cinco partidos que aprobaron la reforma energética. Más tarde, el diputado federal por el PVEM, Francisco Alberto Torres Rivas, se quejó de “difamación”. En un comunicado indicó que la marcha de hoy, como en otra similar efectuada la semana pasada, “se exhibió una manta con fotografías de los actuales diputados federales por Yucatán” a la cual “le añadieron una frase para imputarnos que votamos ‘al favor del gasolinazo’. Es una mentira”. Y argumentó en su descargo que “ninguno de los diputados federales en funciones participó en trabajo alguno o votación relacionados con la reforma energética nacional, a la cual se le atribuye las alzas a los combustibles” pues ella “fue aprobada en la Cámara de Diputados en legislaturas anteriores, por lo cual algunas mantas y consignas que observamos hoy son difamatorias”. Y pidió a los inconformes, con quienes dijo compartir el disgusto por las alzas, “actuar en forma veraz y responsable” porque “no se puede combatir la corrupción con mentiras, así sólo se construye una mayor corrupción”.