Confirma Astudillo carencias en hospital del Niño y la Madre

lunes, 23 de enero de 2017
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- El gobernador Héctor Astudillo Flores confirmó que el personal del hospital del Niño y la Madre guerrerense, ubicado al sur de esta capital, no tiene capacidad para cubrir la demanda de atención y garantizar el derecho a la salud pública de mujeres y niños en la región centro de la entidad. El mandatario señaló lo anterior luego de que este sábado Proceso reveló que directivos del hospital público decidieron suspender desde el martes 17 el programa de vacunación infantil, tamiz neonatal y estimulación temprana porque no existen recursos económicos para contratar personal especializado, como médicos pediatras y enfermeras. La medida que atenta contra el derecho humano a la salud fue implementada a pesar de que la mortalidad infantil en Guerrero es una constante en sectores sociales de alta marginación y pobreza que no tienen acceso a los servicios de salud pública, gratuita y de calidad. En un documento oficial en poder de Apro, los directivos del hospital advirtieron desde la semana pasada a las autoridades del sector salud del gobierno de Héctor Astudillo Flores que existe una alta demanda y sobreocupación de neonatos “en áreas no aptas para su hospitalización”, situación que pone en riesgo la integridad de los recién nacidos. Incluso, señalaron que los servicios de urgencias y quirófano de este hospital que ofrece atención a la población más desprotegida de las regiones centro y la sierra de Guerrero, los están cubriendo con “pasantes de enfermería”. Además de que la ausencia de personal médico certificado “pone en riesgo de omitir” otras actividades de importancia y “repercute en la calidad de atención” de mujeres y niños. El hecho intentó ser ocultado por el gobierno de Astudillo, que se ha caracterizado por los excesos y el uso de recursos públicos para rentar aeronaves privadas y entregar donativos millonarios a la fundación Teletón. No obstante, trabajadores del hospital colocaron este fin de semana una lona en la fachada del nosocomio con un mensaje dirigido al gobernador y la sociedad que textual dice: “Los trabajadores del hospital de la madre y el niño guerrerense trabajamos bajo protesta por falta de medicamentos, material, personal médico y de enfermería”. En respuesta, este lunes 23 Astudillo visitó las instalaciones del lugar y afirmó que el problema del hospital es que no existe capacidad para atender la demanda de salud pública de la sociedad. En entrevista, dijo que decidió acudir al nosocomio luego de que Proceso exhibió la irregularidad y para conocer de manera directa la problemática que atenta contra la integridad de madres y recién nacidos. “Por supuesto que sí hay una serie de problemas, fundamentalmente porque llegan más pacientes y rebasan la capacidad de atención. No hay capacidad para atender a tantos”, justificó el mandatario. Astudillo anunció sin especificar una inversión para ampliar la capacidad de atención del hospital, consideró necesario resolver lo más pronto posible el déficit de médicos pediatras y enfermeras y dijo que va a recorrer otros hospitales para verificar en qué condiciones se encuentran.  

Comentarios