Sindicalizados toman la tribuna del Congreso de Morelos por adeudo en prestaciones

miércoles, 25 de enero de 2017
CUERNAVACA, Mor. (apro).- Empleados sindicalizados del Congreso local irrumpieron este día en la sesión extraordinaria y tomaron la tribuna legislativa durante un par de horas, en protesta por el adeudo del pago de prestaciones desde noviembre anterior. Los trabajadores tomaron por sorpresa a sus propios compañeros empleados de seguridad, quienes no pudieron detener la movilización que fácilmente alcanzó la tribuna. Con pancartas en las que mostraban sus exigencias y clamando por solución, los empleados permanecieron por varios minutos en la tribuna. En entrevista, Jesús Román Salgado, secretario general del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Poder Legislativo, informó que desde noviembre los legisladores adeudan diversas prestaciones como despensa, lentes, pago de colegiaturas, cuotas sindicales, entre otras, para al menos 127 sindicalizados. Además, “nos deben las cuotas sindicales de noviembre y diciembre, descuento de apoyo de fondo de fallecimiento de algunos compañeros, cheques pendientes de descuento, que ese dinero es de nosotros, a nosotros ya nos lo descontaron y no nos lo han hecho llegar”, advirtió. Por más de una hora los empleados lanzaron consignas desde el área posterior de las butacas, en el salón de plenos, pero al ser ignorados decidieron avanzar y tomaron la tribuna. Aunque los alfiles de seguridad intentaron evitar el ingreso de los trabajadores al área de curules, los sindicalizados se abrieron paso a golpes y empujones. Algunos diputados corrieron a la salida del recinto parlamentario, mientras otros más intentaron calmar la situación. Demandaron pedir a la Mesa Directiva que decretara un receso para que los empleados fueran atendidos. Poco después, la presidencia conformó una comisión para atender a los inconformes, misma que se comprometió a resolver los problemas y adeudos de sus trabajadores. Los compromisos alcanzados fueron que este mismo día y mañana jueves se cubrirán los adeudos a los empleados del Congreso. El adeudo, se aclaró, es por 378 mil pesos, de los que 200 mil se pagarían este mismo día y mañana el resto. Al filo del mediodía, tanto los trabajadores como los diputados ofrecieron una rueda de prensa para dar a conocer los acuerdos. Además, los sindicalizados han mantenido un plantón en la entrada principal del Legislativo desde hace siete meses, en demanda de que abroguen una reforma respecto del Instituto de Crédito para los Trabajadores al Servicio del Estado. Este plantón ha sido apoyado también por los empleados sindicalizados de los poderes Ejecutivo y Judicial, aunque hasta el momento no han tenido respuesta. En el caso del Congreso, desde septiembre pasado se habla de un desfalco por más de 400 millones de pesos, lo que ha traído como consecuencia recorte de personal y reducción de los salarios a los empleados de confianza. De hecho, en noviembre los legisladores anunciaron la realización de una auditoría a las finanzas del Congreso de los años 2012 a la fecha. Auditarán a municipios Los diputados locales decidieron en sesión extraordinaria realizar auditorías especiales a casi la mitad de los municipios. Cuernavaca, que gobierna Cuauhtémoc Blanco Bravo, a quien se ha intentado remover por todas las vías posibles, encabeza la lista de las comunas que serán sometidas a revisión por parte de la Entidad Superior de Auditoría y Fiscalización (ESAF). Completan la lista Jojutla, Mazatepec, Miacatlán, Tetela del Volcán, Temoac, Tlalnepantla, Tlaquiltenango, Tlayacapan, Ocuituco, Xochitepec, Yecapixtla, Zacatepec, Emiliano Zapata y Jonacatepec. El argumento de las revisiones es “conocer las cifras reales de los recursos ejecutados por las administraciones municipales”. Las auditorías fueron requeridas a la ESAF debido a que, de acuerdo con las revisiones trimestrales de la cuenta pública, esos ayuntamientos omitieron publicar o hacerles del conocimiento a sus habitantes, como lo estipulan las leyes que rigen la transparencia, entre otros aspectos, acerca de ayudas o apoyos entregados, los montos que recibieron de recursos federales y los avances trimestrales del ejercicio de los recursos. Este argumento tiene que ver con los “donativos” que durante 2016 el alcalde de Cuernavaca anunció y entregó, particularmente los primeros meses, para el reencarpetamiento de varias avenidas de la capital del estado. Esto ha generado sospechas de que el exfutbolista oculta algo en relación con los donantes. El documento indica que, ante la falta de publicación y transparencia por parte de estos entes fiscalizados, “no existe pulcritud en el manejo de sus recursos públicos, o aún más grave, un probable daño a la hacienda pública municipal o en su defecto un manifiesto desvío de recursos públicos”. Las auditorías igualmente deberán precisar si los proyectos entregados realmente benefician a la ciudadanía o sectores vulnerables del municipio, así como remitir al Congreso el cronograma de actividades con el objetivo de conocer el tiempo de su ejecución, las fechas probables de entrega y el informe de resultados. mav  

Comentarios