Emplaza Tribunal a Cuauhtémoc Blanco a defenderse de juicio político

jueves, 26 de enero de 2017
CUERNAVACA, Mor. (apro).- Luego de que le revocaran al alcalde Cuauhtémoc Blanco la suspensión provisional que lo protegía del juicio político, este jueves el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) emplazó al exfutbolista a que en tres días hábiles presente pruebas en su defensa. Pasado el mediodía una actuaria del TSJ acudió a las instalaciones del ayuntamiento capitalino para notificar a las autoridades sobre tres acuerdos tomados por los magistrados. En el primero se notifica el inicio del juicio político, con fecha del 15 de diciembre pasado. En el segundo se hace saber al alcalde capitalino la instalación de la Comisión Instructora de magistrados que llevará el caso, y el tercer acuerdo se refiere a otorgarle tres días hábiles para la presentación al Tribunal de los medios probatorios que a su defensa convengan. El secretario de Asuntos Jurídicos del ayuntamiento, Jesús Guízar Nájera, manifestó que es la primera notificación hecha por el TSJ en relación con el juicio político contra Blanco Bravo. El documento entregado por la actuaria a las autoridades capitalinas consta de unas 500 fojas, mismas que “serán analizadas” para que se determine la “estrategia jurídica” para enfrentar el juicio. “Generaremos la estrategia jurídica y con base en ello determinar si vamos a presentar o no medios probatorios para el juicio político, el cual no se debe resolver hasta en tanto la Suprema Corte de Justicia de la Nación no determine la constitucionalidad o no de este mismo juicio”, señaló Guízar Nájera. Cabe recordar que durante los primeros 15 días de diciembre pasado el alcalde enfrentó tres distintos procesos para sacarlo de la presidencia municipal. El primero fue de revocación del mandato, mismo que fue suspendido por la vía de la controversia constitucional de los fundamentos del procedimiento, y luego a través de un juicio de amparo. El segundo fue un procedimiento denominado “suspensión definitiva del cargo”, mismo que fue detenido por la misma vía legal. Finalmente, los legisladores desahogaron en una semana un proceso de juicio político, el cual fue turnado al TSJ. Durante los primeros minutos del 16 de diciembre, el exfutbolista inició una huelga de hambre en la Catedral de Cuernavaca. Sin embargo, 48 horas después la protesta fue levantada después del anuncio de una nueva suspensión provisional que le otorgó un juez federal de distrito, acción que frenó el juicio político. Esta última decisión es la que fue revocada por la siguiente instancia, un Tribunal Colegiado. Sin embargo, pese a que todos los procedimientos han sido llevados a término, se mantiene el hecho de que el alcalde no puede ser separado hasta que la SCJN resuelva el fondo de la controversia constitucional y del juicio de amparo. Entre los argumentos para iniciar estos tres procedimientos se encontró la acusación de que Cuauhtémoc Blanco utilizó documentos falsos para demostrar los años de residencia necesarios para obtener la candidatura a la alcaldía en la elección de junio de 2015. Por ello, el diputado Francisco Moreno Merino, designado por el Congreso local para informar del caso a los medios de comunicación, aseguró que de comprobarse esta anomalía, las sanciones podrían alcanzar al propio Partido Social Demócrata (PSD), fuerza política que cobijó al exfutbolista en la elección. Es la primera vez que una autoridad hace alusión al PSD y sus líderes en la posible comisión de delitos. Los dirigentes, el actual diputado Julio César Yáñez Moreno, su hermano el exlegislador Roberto Carlos, así como el regidor capitalino Eduardo Bordonave Zamora, fueron los artífices de la candidatura de Blanco, sin embargo, a mediados del año pasado rompieron con el exfutbolista y fueron desplazados de las posiciones de poder en el ayuntamiento. Entonces iniciaron una guerra en contra de Cuauhtémoc Blanco que incluyó exhibir un contrato que supuestamente habría firmado el alcalde para aceptar la candidatura en 2015, decisión por la que habría recibido 7 millones de pesos. Pese a estos hechos, hasta el momento los tres personajes atizan la guerra política contra el alcalde eludiendo la parte de responsabilidad que les corresponde en el escándalo.  

Comentarios