Pese a desfalco, gobierno de Campeche otorga a Unacar el galardón 'Justo Sierra Méndez, Maestro de América”

jueves, 26 de enero de 2017
CIUDAD DEL CARMEN, Camp. (apro).- El gobierno del estado otorgó a la Universidad Autónoma de El Carmen (Unacar) el galardón “Justo Sierra Méndez, Maestro de América”, pese al fraude de más de mil millones de pesos que detectó la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en esa institución académica. Se trata de la máxima presea que confieren “el gobierno y el pueblo de Campeche” a personas físicas o morales que se hayan distinguido por su aportación al estado. El rector de la Unacar, José Antonio Ruiz Hernández –implicado en el multimillonario quebranto, según el dictamen 14-4-99032-12-0206, que hizo público la ASF a principios del año pasado–, recibió de manos del gobernador Alejandro Moreno Cárdenas el pergamino y su respectiva medalla. De acuerdo con las investigaciones, el desfalco se cometió a través de la subcontratación de 14 empresas, luego de que la Unacar fue contratada por Petróleos Mexicanos y la Secretaría de Agricultura, Pesca y Alimentación (Sagarpa), para que realizara diversos servicios. Con la “auditoría forense” se determinó la “recuperación probable” de mil 157 millones 679 mil pesos, y de ella derivaron 13 observaciones que a su vez generaron dos recomendaciones, cuatro promociones del ejercicio de la facultad de comprobación fiscal, cinco promociones de responsabilidad administrativa sancionatoria, 14 pliegos de observaciones y 31 multas, según la ASF. Pero ni la Unacar, ni su consejo universitario, y tampoco el gobierno o el Congreso local, hicieron pronunciamiento alguno al respecto, no obstante que el caso se difundió en múltiples medios de circulación nacional. La ASF dio a conocer el dictamen el año pasado, como parte del resultado de la de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2014. Dicho dictamen se emitió el 28 de enero de 2016, “fecha de conclusión de los trabajos de auditoría, la cual se practicó sobre la información proporcionada por la entidad fiscalizada y de cuya veracidad es responsable”. El órgano fiscalizador explicó entonces que con base en los resultados obtenidos en la auditoría practicada, “cuyo objetivo fue fiscalizar los recursos recibidos mediante contratos, convenios de colaboración y acuerdos específicos celebrados con dependencias y entidades de la administración pública federal para el desarrollo de diversos proyectos, adquisiciones y otros servicios”, se concluyó que la Unacar “no cumplió con las disposiciones legales y normativas aplicables en la materia”. Detalló que durante el ejercicio 2014, la institución académica suscribió, entre otros, 11 contratos con Pemex Exploración y Producción (Pemex-PEP) y la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) –a través del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Sagarpa–Senasica)– para la prestación de diversos servicios. Para ello, la Unacar “manifestó que contaba con capacidad técnica, material y humana para la prestación de los servicios. No obstante, proporcionó información y documentación donde afirma que incurrió en costos y gastos para cumplir con los objetos de los convenios celebrados con Pemex-PEP, y contrató a 14 empresas y una persona física para llevar a cabo los servicios con Pemex-PEP y cinco empresas para ejecutar los servicios convenidos con Sagarpa-Senasica”. Sin embargo, hoy el mandatario exaltó “el prestigio” de la Unacar que, dijo, es orgullo de los campechanos.

Comentarios