Suspenden proceso contra exregidor perredista que agredió a su exnovia en Guanajuato

viernes, 27 de enero de 2017
GUANAJUATO, Gto. (apro).- Julio César García Sánchez, exregidor perredista en esta capital, aceptó haber violentado a su exnovia y le pidió perdón. Y para que el magistrado Francisco Medina, del Supremo Tribunal de Justicia, le concediera la suspensión provisional en el proceso que se le sigue, el exfuncionario local se comprometió a trabajar contra la violencia hacia las mujeres. Dicha suspensión estará vigente por un año, tras el cual deberá demostrar el cumplimiento de sus compromisos. En audiencia pública efectuada la mañana de ayer, la víctima expresó su desacuerdo con la petición de García Sánchez y la decisión del magistrado de aceptar la suspensión del proceso. “Yo lo que quiero es justicia”, subrayó la mujer. De pie, el perredista suspendido de sus funciones pidió perdón a la joven y a su familia, y dijo que esperaba que su exnovia “vuelva a ser la mujer sonriente y alegre que fue (sic)”. Aseguró estar arrepentido de sus actos, y con lágrimas añadió: “No debí actuar como lo hice”. García se comprometió a no acercarse a la víctima, y si por algún motivo coincide con ella en algún lugar, se retirará; también se someterá a una evaluación psicológica, y si de ésta se concluye que debe tomar terapia, lo hará. De igual manera, ofreció realizar acciones para combatir la violencia contra las mujeres. Según su defensor, tras ser vinculado a proceso su cliente “entendió que nunca debió de haberse comportado así” con su exnovia, a la que agredió física y psicológicamente, de acuerdo con la imputación hecha y por la que fue sometido a un proceso de desafuero por el Congreso local. Otro de los compromisos que hizo Julio César es atender sus problemas de alcoholismo, y si la ofendida requiere de un tratamiento psicológico, cubrirá el costo de las terapias. No obstante, manifestó su preocupación de que pudieran achacarle cualquier cosa que le suceda a la joven ofendida. Dentro de la audiencia señalada se giró oficio a la Dirección Municipal de Atención a las Mujeres Guanajuatenses para que esa instancia certifique que el perredista cumpla con el ofrecimiento validado por el magistrado, quien solicitará informes mensuales del cumplimiento de los compromisos y de los resultados. Francisco Medina fue muy enfático en advertir al acusado que ante cualquier mínima comprobación de que violentó o ha incumplido con los ofrecimientos asumidos, se reanudará el proceso en su contra hasta enjuiciarlo. Por lo pronto, el magistrado fijó una nueva audiencia para enero de 2018.